Soluciones prácticas para espacios pequeños

Los espacios pequeños pueden convertirse en auténticas pesadillas de muebles enormes, poco espacio de almacenaje y sensación de agobio. Sin embargo, existen unos trucos que podemos aplicar en cada estancia pequeña para conseguir optimizar el espacio y poder disfrutar de la estancia.

El espacio es algo que acostumbra a escasear en la mayoría de hogares, bien porque las dimensiones del piso son reducidas o porque tendemos a acumular más cosas que antes. Aprovechar al máximo un espacio pequeño no es imposible, ya que se pueden crear áreas de almacenamiento, elegir muebles acorde a las dimensiones y diseñar espacios que cumplan varias funciones para optimizar los metros cuadrados disponibles.

  • Alargar un salón pequeño: Cuando el área del salón es reducida, una de las mejores opciones para aprovechar el espacio consiste en usar muebles alargados y delgados que den la sensación de ocupar poco espacio. Además, se puede crear un foco de atención mediante un cuadro de gran tamaño. Recuerda dar una buena iluminación a la sala y aplicar otros trucos de decoración para espacios reducidos te ayudará a crear la sensación de más amplitud.
  • Comedor multifunción: la zona de comedor puede ser una sala multifuncional, donde poder acomodar librerías en una de las paredes en paralelo con la mesa. Además, este truco puede cubrir muchas necesidades ya que permite disponer de un comedor, una sala de estudios y un rincón de lectura en un mismo espacio. Tener a mano los libros y una confortable mesa es perfecta para organizar los deberes de los niños y ayudarles a estudiar.
  • ¿Zona de desayunos?: Las cocinas pequeñas también pueden tener una pequeña zona donde desayunar por las mañanas, una opción muy cómoda si no se tienen niños. Puedes utilizar una de las paredes de tu cocina para colocar una barra suficientemente amplia para colocar un plato y usar un par de taburetes como asientos. Darás una mayor sensación de amplitud si delante colocas un espejo que permita reflejar la luz, pero no lo coloques en una altura donde puedas verte comer.
  • Saca partido a una cocina alargada: una forma de optimizar el espacio en una cocina alargada consiste en crear un diseño de barra que permita trabajar y cocinar de una manera más cómoda que con la típica encimera pegada a la pared. Además, puedes utilizar repisas y otras estructuras en la parte superior de la península o isla, proporcionando una zona de almacenaje pero también una forma de marcar el espacio visualmente si también tienes un ante-comedor integrado en la cocina. Y si no lo tienes, bastará con colocar una mesa circular encima de una alfombra, un par de sillas llamativas y un cuadro que atraiga la atención sobre la pared.
  • Crear un área de trabajo: las habitaciones libres no abundan o no son demasiado grandes, por lo que es imposible crear un despacho independiente donde echar cuentas o trabajar. Puedes integrar un área de trabajo en el salón o en un dormitorio mediante una barra pegada a una esquina, creando incluso una estructura en L, queda estupendamente si está debajo de una ventana. Para optimizar el espacio, puedes colocar una estantería que llegue hasta el techo, lo que supone tener una zona de almacenaje perfecta para el material de oficina.
  • Una suite en un pequeño dormitorio: un truco para diseñar un dormitorio tipo suite en una habitación reducida consiste en acercar al máximo la cama hacia la puerta de entrada, colocando baldas encima de la cama para que hagan la función de mesita y librería. De este modo, se dispondrá de un espacio más amplio donde poder colocar los muebles de almacenaje –preferiblemente, hasta el techo– y tener sitio para colocar una pequeña butaca. De este modo, tendremos un pequeño dormitorio que parecerá una suite.
  • Dos niños en una habitación: A veces no hay suficientes habitaciones para cada pequeño y se debe compartir habitación. Aunque la solución más habitual es recurrir a una litera, existen otras alternativas de altura que también permiten disponer de una zona de almacenaje. Es más, si la habitación es alargada opta por colocar las camas con cajoneras integradas en sucesión, crearás un espacio donde divertirse y la habitación no producirá la sensación de abarrotamiento.
  • Sofá y cama en una habitación juvenil: el ocio sedentario –chatear, ver películas o jugar a la consola– hace que los adolescentes y jóvenes pasen mucho tiempo en sus habitaciones; llegando a quedar con sus amigos para ello. Una forma de acomodarlos consiste colocar la cama en una esquina y sumarle muchos cojines para que puedan apoyarse, de este modo, convertiremos la cama en un sofá durante las horas diurnas. Para crear mayor sensación de amplitud, es recomendable usar sábanas en tonos neutros y dar el toque de color con los cojines.
  • Roba espacio al pasillo: en algunas edificaciones antiguas los pasillos ocupan mucho espacio útil, que queda como una simple sucesión de pared y puertas sin cometido. En caso de tener un pasillo ancho, una opción consiste en crear en uno de los laterales una estructura integrada para el almacenaje de ropa o situar una área de trabajo pequeña. En cambio, no es demasiado ancha puedes aprovechar el punto menos transitado para colocar baldas o una estantería donde guardar libros u otros elementos.

Imagen: jawcey

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...