Tips para decorar la habitación de huéspedes

Pocos cuentan con un dormitorio adicional para recibir visitas, pero si eres de los afortunados, haz de este espacio un lugar acogedor. Con trucos sencillos podrás ser un excelente anfitrión y lograrás que los ocupantes de la estancia se sientan como en un hotel de lujo

Tips para decorar el cuarto de invitados

El hecho de que sea un dormitorio sólo para invitados, no quiere decir que tenga que ser feo o anticuado. Decorar una habitación de huéspedes es sencillo. A menudo ese lugar adicional en casa suele dársele otra función, estudio, salón de lectura, oficina o centro de juegos, pero incluso si es así podrás adaptarlo sin problemas para recibir a tus familiares y amigos. Lo primordial será hacerla neutral, como el cuarto de una posada u hotel, por lo que conviene pintarla de blanco, beige, crema o gris claro.

Dependiendo del espacio, lo más recomendado es contar con una cama matrimonial sencilla, sin grandes cabeceros u ornamentos. Una individual también servirá, pero hay que tomar en cuenta que generalmente las visitas suelen ser parejas. Existen camas de un puesto que cuentan con un colchón adicional en la parte de abajo. Las literas funcionarán bien los invitados frecuentes son los amigos de tus hijos.

Cómo decorar la habitación de huéspedes

El hecho de que sea neutral, no quiere decir que la decoración sea fría y poco acogedora. La ropa de cama de color claro se verá resaltada si añades unos pocos cojines de colores intensos. Una planta que ofrezca mucho verdor o flores coloridas en la mesita de noche, también es un toque cálido. Ten siempre a mano sábanas limpias para colocar. Un edredón acolchado o una manta suave lucirá genial.

Contar con un armario para que la visita coloque su ropa o maletas es fundamental. No tiene que ser muy grande, pues recuerde que están de paso. Una cajonera alta también servirá. En cuanto al resto del mobiliario, se puede añadir un perchero de pie, un espejo con una mesa para arreglarse y una pequeña biblioteca o estantería para colocar libros y revistas.

Casi nunca los invitados caen por sorpresa. Si el área la tienes destinada a otro fin, recoge los artículos personales, equipos y accesorios que desentonen, y guárdalos en el maletero, garaje o depósito. La idea es que la habitación luzca impersonal y lo más despejada posible. 

Detalles para destacarse

Tener un juego de toallas limpias disponibles es un acierto. Colocarlas dobladas al pie de la cama le hará destacar. Igualmente, puedes colocar en su mesita de noche una caja o cesta con artículos básicos como jabones, crema hidratante, champú y crema dental. Unas horas antes de la  llegada de los invitados quema una varilla de incienso de aroma suave (floral, canela, vainilla). Un saché de flores secas o vela aromática es un buen detalle.

Otro gesto agradable es colocar una jarra con agua y un par de vasos en la mesa de noche, un papel con la clave del wifi o un albornoz limpio en el perchero. Para asegurarte de que todo esté en su punto, podrías pasar una noche en esa habitación para comprobar la dureza del colchón y las almohadas o la distribución del mobiliario. Así podrás hacer los cambios que necesites con anterioridad. Si le gusta, seguro que a su invitado también.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...