Trucos para padres: Así debería lucir tu casa si hay niños en ella

La presencia de niños en el hogar condiciona la decoración y la manera en la que se distribuyen las estancias. Hazlo adecuadamente para que ellos también se sientan a gusto.

Decora así tu casa si tienes niños

Fuente: www.ikeafamily.eu en Pinterest

La alegría de los niños cambia cualquier rutina, y su entorno no escapa de ello. Adaptar un hogar a sus exigencias puede ser una tarea cuesta arriba, especialmente si papá y mamá no son diestros en decoración. No obstante, con estos sencillos trucos se puede ambientar una casa que resulte agradable y cómoda para los chicos. 

Por lo general las viviendas grandes no representan un problema, pues las zonas de niños y adultos se pueden delimitar con facilidad. Sin embargo, eso no sucede en aquellos hogares de tamaño mediano y pequeño, en los que la presencia de niños condiciona todo, especialmente si son más de dos.

Es habitual que los padres de dos o más chiquitines separen las habitaciones de descanso de las de juegos, incluso priorizándolas por encima de aquellas que servirían para el estudio. Incluso, prefieren tener un solo cuarto de juegos para todos, en lugar de acondicionar un espacio para cada uno, y es normal. Pero antes de tomar esta decisión, es preciso considerar su edad y sus preferencias. Si las dimensiones no permiten estancias individuales, hay que tratar de satisfacer las necesidades de cada uno.

Una casa para niños

Fuente: www.vertbaudet.es en Pinterest

Fuente: www.vertbaudet.es en Pinterest

La creatividad es esencial cuando se trata de viviendas reducidas. Aunque no se estila combinar la sala del hogar con una zona para niños, en casas pequeñas es una posibilidad. Bastará con elegir un extremo bien iluminado de la habitación para que la magia ocurra.

¿Tienes un ventanal? Coloca allí una bonita alfombra colorida, redonda, con detalles infantiles, que sea cómoda y suave, para que tus hijos puedan acostarse sobre ella a jugar, pintar o leer. A los extremos, puedes poner un par de baúles que sirvan para guardar sus cosas.

Utilizar pintura de Titán, color negro, para transformar una pared entera en pizarra, como en el colegio, es tendencia. No hace falta decir cuánto disfrutan los niños rayar una pared. Ellos podrán usar sus tizas cuando quieran y tú tendrás un nuevo diseño en tu muro cada día.

Si te gustan las cortinas, evita aquellas que sean de tela, mucho más si tu pequeño padece alergias frecuentes o asma. Estas acumulan mucho polvo y son difíciles de limpiar. Mejor elije unas persianas tipo venecianas, que se pueden ajustar y sólo requieren un paño húmedo para su aseo.

Dulces sueños

Fuente: www.instagram.com

Fuente: www.instagram.com

Al momento de seleccionar matices, adornos, mobiliario y todo lo referente a las habitaciones de descanso, privan las opiniones de los más grandes, especialmente si los chiquitines son menores de ocho años. En la actualidad, algunos patrones han cambiado, por ejemplo:

  • Para las paredes: aunque lo típico es usar la amplia gama de azules para el cuarto de un varón, hoy en día un naranja vibrante, un verde natural o un gris, pueden ser ideales. Para las niñas se sigue prefiriendo el rosado, pero el violeta, púrpura o lila también son estupendas opciones. ¿Has considerado un vinilo? Sobre una base blanca hará destacar cualquier espacio, mientras que combinar rayas de tono gris perla con azul noche, creará un efecto muy original.
  • Mobiliario adecuado: cuando se trata del dormitorio de los niños, conviene que las camas sean tipo litera o con un compartimento adicional en la parte inferior. Este último servirá para guardar juguetes o tener una cama extra para invitar a los amigos a una pijamada. Si existe un cuarto de juegos en la casa, incluir un sofá cama puede ser muy útil. Cuando se trata de niños pequeños, es importante prestar atención a los detalles: elije objetos de bordes redondeados, es decir, sin cantos vivos, y mesas con las misma característica. Las esquinas puntiagudas representan gran peligro, sobre todo si están al nivel de su cabeza. Evita accidentes domésticos.
  • Para creciditos: una vez que el niño ha alcanzado los nueve años de edad, vale la pena cambiar el cuarto de juegos por uno de estudios. Para quienes no tienen lugar, un dormitorio – estudio funcionará muy bien. Lo importante es que el niño cuente con una zona bien iluminada, cómoda y acondicionada para sentarse a realizar sus deberes. Frecuentemente, a esta edad, los chicos eligen lo que desean como decoración.

No sólo para comer

Fuente: hipstamama.ru en Pinterest

Fuente: hipstamama.ru en Pinterest

Otro sitio recurrente en el que suelen permanecer los niños son las cocinas. La tendencia para casas pequeñas es manejar conceptos abiertos, que permitan integrarla al salón. Si te preocupan los aromas típicos de esta zona, puedes optar por instalar una buena campana extractora.

Una opción adicional puede ser el sistema de cierre con vidrios, que permitirá separarla del resto de la casa, sin perder la sensación de apertura. Lo fundamental aquí, es tener un lugar para una pequeña mesa y sillas, en la que los niños puedan desayunar y cenar.

No importa el sector de la vivienda, los colores cálidos transmiten buena vibra. Ellos serán tu mejor apuesta si tienes niños. Asegúrate de tapar todos los interruptores, no selecciones adornos de vidrio o cualquier material que sea riesgoso, coloca alfombras antiresbalantes, pero principalmente, garantiza una zona para que tu chico pueda divertirse. Si tienes un jardín, éste puede ser el mejor lugar. Y sino, idea una sala de juegos para niños en casa.  Aunque te cueste entenderlo, la casa cambia cuando tienes hijos. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...