¡Una bicicleta integrada en la decoración del lavabo!

Sorprendente, curioso, original. Observa este cuarto de baño en el que se ha colocado una bicicleta bajo el lavabo, integrándola completamente en la decoración. ¿Maravilloso, verdad?

Bicicleta como lavabo

Hacer bici es un deporte que a muchas personas les gusta, pero tiene un gran inconveniente y es que la bicicleta ocupa mucho espacio y a veces no sabemos dónde meterla en casa. Si tenemos garaje o algún trastero, puede que sea la solución ideal, pero si no es así, raramente la colocaremos en el balcón o en nuestra habitación. Y de pronto me topo con esta fabulosa idea que me ha dejado la boca abierta al ver cómo han integrado la bicicleta completamente en la decoración, consiguiendo un efecto original y elegante, y para nada rocambolesco. En este caso, la bicicleta ha ido a parar donde menos uno podría imaginarse: ¡el cuarto de baño!

Como se puede apreciar en la fotografía, la bicicleta se ha utilizado de pie de base para el lavabo. Se le han suprimido varias piezas como el manillar y el sillín, pero por lo demás la bicicleta está completamente íntegra, encajada a la perfección bajo la pila del baño, con una resultado espectacular. Puede que sea porque la bici guarda un rollo retro muy bonito con la cestita delante. Su integración con el mobiliario es tal que la cesta ha servido para utilizarla a modo de toallero o como espacio de almacenamiento para guardar cualquier accesorio de baño. Su colocación no tiene muchos misterios: la rueda trasera apoya contra la pared y la bicicleta está sujetada a través de la tubería central del lavabo, a la que parece habérsele añadido una pieza especial.

Total, que esta fabulosa idea nos puede servir de inspiración para seguir el ejemplo o integrar nuestra bicicleta en la decoración de algún otro espacio del hogar, de forma que pueda ser un objeto de adorno cuando la tengamos en casa, y al mismo tiempo podamos llevárnosla cuando queramos practicar deporte. Después de todo, sacar la bicicleta de debajo de ese lavabo no parece muy difícil… solo habría que añadir el manillar y el sillín y a disfrutar de nuestra bici. En cualquier caso, esta idea nos deja una importante lección y es que las bicicletas y las casas no son incompatibles, ni mucho menos con la decoración. Poco más que añadir: una idea curiosa y divertida que podemos llevar a cabo fácilmente en nuestro hogar, aunque habrá que consultar siempre antes porque para gustos… colores.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...