Una buenísima idea para organizar tu cuarto de baño

Desde el blog de Simply DIY 2 nos llega esta idea de Stephanie para organizar nuestro lavabo con cuatro cestitas de mimbre y dos barras de toalla. Sencillo, bonito y original.

Organizador baño

Ya sabéis que navegando por Internet nos abrimos a todo un mundo de imágenes impresionantes que nos sirven de inspiración, algunas más factibles que otras… yo hoy he rescatado esta buenísima idea para organizar nuestro cuarto de baño, de una forma muy sencillita, pero con una estética innovadora. Todos tenemos siempre el lavabo ocupado por miles de productos y artículos de belleza: que si el secador, la plancha, las cremas, los peines… y aunque al principio todo está muy aseado, el hecho de que utilicemos diariamente todos estos utensilios hace que acaben apareciendo dispersados por todo el cuarto de baño sin orden alguno. La idea que os traigo puede ser una grandísima solución.

La imagen es la protagonista de este artículo, pero os describo mis impresiones. La idea concretamente es de Stephanie, rescatada en el blog de decoración Simply DIY 2, donde encontraremos otras muchísimas ideas para realizar manualidades y trabajos de bricolaje nosotros mismos. Este que os presento aquí también lo podemos realizar personalmente porque no se trata de ningún producto a la venta, sino de una genialidad única. Como vemos, al lado del lavabo y más concretamente encima del váter, donde habitualmente lo que encontramos en las casas es una estantería de pie, aquí se ha decidido colocar un par de barras metálicas, de estas que utilizamos para colgar las toallas, una encima de la otra a cierta distancia. Y, en lugar de usarlas como haríamos habitualmente, la autora ha decidido colgar de las barras unas preciosas cestitas de mimbre de color marrón oscuro y con buena capacidad de almacenamiento.

Así de simple. Las ventajas de este sistema es que, por muchas cosas que haya en la cesta, siempre todo parecerá mucho más ordenado que cuando tenemos un puñado de trastos en diferentes estantes. En segundo lugar, nos aporta una nueva estética al cuarto de baño con un toque de originalidad y elegancia indiscutibles. La armonía de este diseño personalizado consiste en la proporción que guarda: cuatro cestitas de mimbre, todas del mismo tipo, dos arriba y dos abajo, colocadas a la misma distancia. El inconveniente más superficial de todo esto es que no podemos colocar excesivo peso en cada cesta, pero si las utilizamos como decíamos al principio para nuestros artículos de belleza, toallas y otros utensilios… no me digáis que no es una idea estupenda.

Fuente: Simply DIY 2

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...