Una casa infantil en el hueco de la escalera

Deja que los más pequeños se diviertan a tope ofreciéndoles este espacio tan peculiar bajo la escalera: ¡disfrutarán teniendo su propia casa!

Casa infantil bajo escalera

Los niños siempre van buscando un espacio propio donde jugar y dejar volar su imaginación, y a veces es difícil encontrar ese rincón de privacidad donde desarrollar su creatividad, más allá de su habitación. Una forma de ofrecerles este entretenimiento es creándoles una casita para ellos solos, pues a qué niño no le gustaría tener su propia casa de juguetes y aventuras. Algo así es lo que han plasmado los autores de esta idea, Holly Mathis Interiors, que os traigo en la fotografía de hoy, aprovechando el hueco de la escalera.

Si habíamos visto mil y una utilidades diferentes de cómo utilizar el hueco de la escalera, todavía nos faltaba añadir una más a la lista. Si no tenemos escalera, tal vez podamos aprovechar la existencia de otro espacio muerto como un trastero, desván, o armario empotrado que no utilicemos o tengamos muy abandonado. Sencillamente, se trata de darle una apariencia de casa en la parte exterior, aunque por dentro sigan siendo solamente unos cuantos metros cuadrados vacíos donde divertirse.

En el caso de la fotografía, se ha colocado una puerta bajo la escalera y, a su lado, una ventanita rectangular, tal y como dibujaría cualquier niño si le dijéramos de pintar una casa. Encima de la puerta, se ha colocado también una lamparita totalmente acertada y, tal vez, solo faltaría poner un felpudo al pie de la puerta y, ya puestos, un timbrecito. La puerta, cabe decir, que en esta ocasión está dividida en dos piezas, pudiendo abrir y cerrar solamente la parte de arriba o la parte de abajo según nos convenza. Por ejemplo, para cuando llaman al otro lado, dado que los niños son todavía bajitos para alcanzar la mirilla, la idea de que puedan abrir solo la parte superior de la puerta puede darles mucho juego. Y, por favor, no pasad por alto el encantador buzón del que disponen también bajo el pomo.

Una monada de casa y toda una genialidad. Si tenéis una escalera interior en el hogar y además hay niños correteando por vuestros pasillos, no encontraréis mejor forma que esta para regalarles un espacio enteramente para ellos, donde imaginen historias y permanezcan bien entretenidos. Después, cuando ya se hagan mayores, siempre podremos aprovechar este hueco para usarlo como trastero, despensa o armario, pero siempre nos quedará esta fantástica fachada tan original. Una decoración potente que le dará personalidad al hogar y no dejará indiferente a nadie.

Foto: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...