¡Una pared llena de posits con efecto pixelado!

Una pared para anotarlo todo, así es esta Pixelnotes. Una idea desarrollada para un concurso por Duncan Wilson con Sirkka Hammer, y que ahora puede ser un buen ejemplo para imitar por nosotros mismos.

Posits efecto pixelado

La originalidad que nos brinda el material de pizarra ya lo hemos visto en otros artículos y en muy variados diseños, desde la misma pared de una cocina, hasta en una mesa para niños pequeños o el pie de una copa. Ahora, recogiendo las mismas oportunidades que la pizarra, nos llega otra forma de poder anotar todo cuanto necesitemos y queramos de la forma más fácil imaginable y, al mismo tiempo, de una manera innovadora, transformando el espacio del hogar, de la oficina o de cualquier otro lugar donde queramos poner un toque de pixelación a la pared. Sí, habéis leído bien. ¡Veamos cómo conseguir todo esto!

En lugar de aplicar una pizarra en la pared, lo que se ha hecho en el ejemplo de la fotografía es colocar cientos de fajos de posits o etiquetas de diferentes colores cubriendo toda la pared, de arriba abajo y de izquierda a derecha. Esta idea recibió el nombre de Pixelnotes, diseñada por Duncan Wilson con Sirkka Hammer, para el concurso New Walls, Please! Su ventaja es que podemos escribir encima todo lo que queramos para que no se nos olvide: una tarea pendiente, un número de teléfono, una idea brillante, un recordatorio… será tan fácil como coger un bolígrafo y anotarlo en la pared, hay tantos papeles para hacerlo que da igual cuál escojas, ¡te durarán durante mucho tiempo!

Y ahora bien, aquello que hablábamos de la pared pixelada… ¿cómo es posible? Sencillamente porque cuando nuestra anotación en la pared ya esté desactualizada y queramos librarnos de ella, al arrancar la pegatina de la pared, descubriremos otra –de distinto color- justo debajo, para volver a rellenarla con otra anotación. Dado que los posits son todos idénticos y además tienen forma cuadrada, conforme vayamos retirando etiquetas de la pared iremos creando un original y bonito mosaico de cuadrados de colores, simulando así el efecto de pixelado.

Al llegar a este punto todos nos preguntamos, ¿y cuándo se acaben los papeles, qué pasará con la pared? Pues tendremos dos opciones, o dejarla al desnudo como en cualquier otra casa, o volverla a rellenar con posits. En este caso, son cuatro las capas de etiquetas que se han instalado en cada hueco de la pared, lo que significa que tendremos 4 anotaciones diferentes para hacer antes de llegar al revestimiento de la pared. Multiplicando ese número por la cantidad de fajos de etiquetas que caben en la pared… yo no me preocuparía mucho por el cuándo se agotarán.

Fotos: Pinterest

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...