Empleo de fibras de polipropileno multifilamento en la mezcla de hormigón.

Las fibras sintéticas de polipropileno son ideales para adicionarse a mezclas que van a ser colocadas en lugares de exposición a la humedad, contaminación y maltrato; por ejemplo piso firme sin revestimiento, centros hospitalarios, consultorios médicos, restaurantes (cocinas), plantas procesadoras de alimentos. Describiré aquí algunas de sus características

Este tipo de fibras sintéticas son ideales para adicionarse a mezclas que van a ser colocadas en lugares de exposición a la humedad, contaminación y maltrato; por ejemplo piso firme sin revestimiento, centros hospitalarios, consultorios médicos, restaurantes (cocinas), plantas procesadoras de alimentos, camales, centros deportivos, granjas avícolas o de otra naturaleza, casas rurales o de vivienda social, escuelas, etc.

Un ejemplo de estructura de hormigón armado

Un ejemplo de estructura de hormigón armado

Las fibras vienen en algunos casos impregnados con aditivos antibacterianos como por ejemplo Fungiban 2000. Por lo general son fibras del tipo multifilamento, compuestas de polipropileno virgen, las cuales al aplicarse en la mezcla se dispersan tridimensionalmente y de forma homogénea, alcanzando una compactación máxima del hormigón.

Dicha distribución tridimensional tiene un efecto inmediato en la reducción del agrietamiento del concreto, manteniendo su estabilidad estructural frente a la retracción plástica, reduciendo la aparición de micro grietas. De esta forma el hormigón se ve estabilizado ante el esfuerzo y adquiere una mayor resistencia a la fatiga (por tanto el hormigón se hace más durable), resistencia al impacto y reducción de la permeabilidad, contribuyen a una mayor duración del hormigón, reduciendo los costos de mantenimiento.

Actualmente se emplean cada vez más como refuerzo en reemplazo de la tradicional malla de acero para algunas estructuras de hormigón armado. En cuanto a costos, no habrá mayor diferencia entre uno y otro sistema; sin embargo con el empleo de fibras se evita el desperdicio, se reducen los costos de almacenaje y mano de obra.

La fibra de polipropíleno y una superficie terminada empleando este material

La fibra de polipropíleno y una superficie terminada empleando este material

Otra de las características de estas fibras es que son 100% ecológicas y reciclables, de esta forma no dañan el medio ambiente; son también resistentes a los rayos UV.

Encontré en el transcurso de esta breve investigación, dos marcas que ofrecen productos de este tipo; una de ellas Fibramix, añade a su fibra Fungiban 2000, ayudando de esta forma a mantener al concreto libre de bacterias, mal olor y manchas, este aditivo ya viene en la fibra de forma nativa.

Otra de los productos es Fibradur el cual, además de la fibra común, nos ofrece un producto con propiedades antibacterianas, me refiero a Fibradur Sanitaria, un producto de Feyma-25, empresa valenciana especializada en aditivos constructivos. Nos ofrece esta fibra de refuerzo secundario para hormigón que cumple la norma de seguridad EN-71:1988, parte I, II y III, de inflamabilidad y migración de ciertos elementos como ánimas aromáticas, materiales pesados, etc.

El empleo de la fibra Fibradur Sanitaria, protege contra los olores desagradables, material, mejora la higiene y incrementa la durabilidad del hormigón. Esta compuesta por diferentes principios activos con un elevado efecto bacteriostático y fungicida, siendo tolerados por las personas y el medio ambiente. Sus componentes además, impiden la proliferación de bacterias y hongos, debido a que no permiten la formación de un ambiente adecuado para el desarrollo de estos microorganismos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...