La caída del mercado de la vivienda

Una de las consecuencias más drásticas del pinchazo de la burbuja inmobiliaria que se produjo en los inicios crisis económica en la que estamos metidos de lleno fue la caída constante del precio de la vivienda. Desde entonces y hasta ahora, el valor inmobiliario de las casas se ha venido desplomando poco a poco hasta llegar a cifras que hace tan sólo unos años, cuando vivíamos en pleno boom, nos parecían poco menos que irrisorias. Hoy es posible encontrar por doquier casas baratas, piso baratos, apartamentos y chalets baratos, y seguro que si nos lo proponemos, hasta Hoteles baratos para quien quiera y pueda invertir.

hipoteca

El crédito fácil ha llevado a miles de personas a endeudarse hasta las cejas.

Las cifras hablan por sí solas: tan sólo año pasado el valor de la vivienda  en su conjunto se desplomó en casi un 7% con respecto del año anterior, el mayor descenso registrado desde 2009. Ahora el promedio por metro cuadrado se sitúa en torno a los 1.700 euros, un valor que no se daba en España desde el año 2005. A lo largo del pasado año, sólo el mercado de la vivienda nueva libre vio mermado su valor en cerca del 4% respecto a 2010, y el precio de la vivienda en régimen de alquiler bajó un 5,6%, encadenando así su cuarto año consecutivo de descenso. Pero si tomamos 2007 como referencia el resultado es aún más impactante; hasta un 245% ha caído el valor del conjunto del mercado de la vivienda en los últimos años.

Un descenso en picado a un ritmo interanual medio del 8,1% que sin embargo no tiene por qué constituir un indicador negativo, especialmente si tenemos en cuenta que en 2007 se registró el punto más álgido en el valor de la vivienda, que además coincidió con el cenit de la burbuja inmobiliaria que todo el mundo recordará. Ya se sabe, fue una época de crédito fácil y barato, fomento de la inversión en vivienda que a su vez originó más demanda y ésta a su vez más oferta que implicaba necesariamente el auge de la construcción y el uso necesario de la vivienda como recurso especulativo por parte de los compradores, y de los préstamos hipotecarios por parte de la banca y el sector financiero.

El resultado es de sobra conocido. De repente un pobre trabajador deja de pagar en Estados Unidos -que en esto de especular no nos fueron nunca a la zaga- y cuando el propietario de su hipoteca -probablemente un tiburón de Wall Street que la compró en un pack de inversión junto con otros millones de hipotecas-basura que la banca tuvo a bien convertir en un fondo de inversión tripe A- descubre que en realidad ha comprado aire; se deshace de sus inversiones como tiene a bien y con ello arrastra a otros tantos colegas tiburones que tumban Lehman Brothers y hacen tambarse Goldman Sachs, con lo que cunde el pánico financiero internacional, los bancos del mundo cierran el grifo del crédito, la economía se paraliza, las cajas de ahorros se caen, las familias ya no pueden mantener su tren de vida basado en financiar un crédito con otro, y por supuesto el modelo productivo basado en la especulación en base al ladrillo y al compra hoy y fórrate mañana se va al traste.

En realidad, todas las viviendas construidas durante la época de la burbuja no eran más que -literalmente- castillos en el aire. Y como eran simplemente objetos con los que la gente especulaba, o como mucho utilizaba para veranear en Oropesa del Mar una semana al año, o para alquilar al guiri de turno, el desmoronamiento de la economía dejó tras de sí un reguero de casas vacías que en realidad nadie necesitaba absolutamente para nada. Más de un millón de casas vacías diseminadas a lo largo y ancho del país, con las que por supuesto, ahora tenemos que apechugar. Y ya se sabe, el resto es economía de la más básica; oferta y demanda. Súmen ustedes, muchas casas en venta + casi nadie que quiera ni pueda comprar = caída en picado del valor de la vivienda. Y así por muchos años. ¿Qué esperaban? No las íbamos a tirar abajo.

Imagen| Ferran Moya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...