Las reformas básicas a tener en cuenta antes de mudarte

Antes de hacer la mudanza, asegúrate de que tu nueva casa esté convenientemente acondicionada, aquí tienes algunas indicaciones para conseguirlo.

reformas esenciales

He tenido que hacer mudanzas en más de una ocasión y no deja de ser una auténtica aventura. Más allá de su componente de ilusión, de nerviosismo, de desconocimiento, de sorpresa… casi todo el mundo las odia. Quizás la primera mudanza es la más dura, aunque también las siguientes pueden acabar convirtiéndose en un verdadero agobio.

Cuando tenemos que mudarnos de casa, deseamos hacerlo cuanto antes. Me refiero, claro, a una mudanza voluntaria. Muy distinta es la experiencia de los que tienen que hacerlo por obligación: ruina, desahucio o cualquier otro motivo urgente y desagradable. Sin embargo, partiendo de una situación habitual, hay algunas cosas que se suelen pasar por alto y están relacionadas con las reformas. ¿Está lista tu nueva casa para ser habitada? Hay algunas cuestiones a las que debes prestar atención y que hoy son protagonistas en Vivir Hogar.

Me mudo de casa: cosas a tener en cuenta

Aún contado con tiempo para buscar y elegir tu próxima vivienda, hay muchas cosas que pasas por alto. La situación de estrés, el olvidarse de cosas, o emocionarse con cuestiones que quizás luego no resultan tan prácticas en el día a día suelen ser muy a menudo el motivo de que se produzcan las mudanzas a espacios que no estaban tan listos como se pensaba.

Seguro que estarás deseando trasladarte cuanto antes. Y es entonces el momento de tener presente que uno no puede meterse a vivir en un lugar nuevo prever antes algunas cosas importantes, tanto si la casa va a ser habitada por primera vez, como si otras personas han vivido anteriormente en ella, y en ese caso con mayor razón. Ya sabemos que las prisas no suelen ser buenas consejeras.

Queremos hacerlo y tenerlo todo cuanto antes pero hay cosas que requieren su tiempo. Una buena revisión y previsión, nos librará de muchos sofocones posteriores y nos permitirá, si es el caso, reclamar o hacer las mejoras y arreglos oportunos.

Veamos la casa con detalle: lo importantes antes de mudarse

Podemos ir analizando la vivienda desde el exterior al interior para ver lo que es conveniente tener en cuenta. En primer lugar tendré que familiarizarme con el entorno: accesos, lugares de aparcamiento, aun cuando la mudanza la haga con una empresa de transportes, conviene que lo tenga previsto, porque yo también voy a tener que ir bastantes veces allí antes de vivir y seguro que no de vacío.

Después deberíamos prestar atención a puertas y ventanas. Es bueno revisar las cerraduras y cambiar los bombines, no es que tengamos que desconfiar por sistema pero como nunca se sabe, en esto, es preferible prevenir antes que curar, no supone un gran desembolso. Echar un vistazo a los sistemas de cierre de las ventanas es importante. Asegurarnos de que todas abren y cierran bien, de que aíslan del frío, el calor o el ruido, al menos tanto como esperemos de ellas. Atentos también a las puertas de las habitaciones y cuartos de baño.

A continuación convendría detenerse en el sistema de iluminación. Las viviendas normalmente nos las enseñan con luz natural, pero luego llega la noche y debemos tener garantía de que todas las habitaciones tienen lámparas, de que todos los interruptores funcionan correctamente. Y mucha atención al cuadro de luces, es necesario saber donde está y conocer para que sirve cada uno de los interruptores que tiene: cual es el general, cuales los que corresponden a líneas de fuerza, etc. Si no tienen la indicación correspondiente, papelito al canto, es un tarea que tenderemos que hacer antes de empezar a vivir allí. Y si pensamos que el cuadro de luz no es el adecuado, no dudemos en consultar la opinión de un profesional. No todo lo podemos hacer nosotros mismos por muy manitas que seamos.

Si la luz está bien llega el momento de revisar el agua: a por la grifería, desagües y sobre todo las llaves de paso, asegurarnos dónde están y si funcionan correctamente. Ligado al agua van las humedades, aunque pudieran estar provocadas también por causas de condensación. Si detectamos humedades hay que intervenir inmediatamente para conocer su origen y poner el remedio, y si la causa ya ha sido eliminada, sanearlas convenientemente. De nuevo sería bueno, en este caso, que consultásemos con un profesional del ramo.

Si la casa tiene suministro de gas, habrá que saber lógicamente dónde están las llaves de paso y si los aparatos que necesitan gas están en buen estado y funcionan correctamente. A continuación afrontemos algo que puede tener relación con la electricidad o con el agua o con el gas, me refiero a los posibles sistemas de calefacción, refrigeración, termos, acumuladores. Ver si tienen pérdidas, revisar las llaves, cambiar los filtros si los llevan. Aquí sí que es imprescindible llamar a un profesional para que revise la caldera si la hubiese, y tanto más cuanto más tiempo lleve esta sin utilizarse.

Ya nos va quedando menos. Al suelo, observar el estado de baldosas, parquet, moqueta, alfombras, y realizar la limpieza o mejoras debidas. Y lo mismo en paredes, techos y otros elementos que puedan necesitar pintura o retoques: marcos, puertas, ventanas…

Reformas importantes antes de mudarse

Estas reformas es muy importante que se hagan antes de meternos a vivir, al menos las más extensas, no esperemos a tener todo lleno de muebles y cajas, con la ingenua ilusión o propósito de que cuando esté viviendo aquí ya lo haré. Eso pensé yo en mi último cambio de vivienda y tengo que confesar que algunas todavía no las he hecho, y lo peor es que puede que no termine ni haciéndolas, ¡qué pereza! Quizá entonces no tengamos ya ni tiempo, ni ganas, ni espacio.

Y hablando de cajas, nos queda lo último a tener en cuenta antes de la invasión, pensar donde vamos a colocar las cosas, tanto las decorativas como las imprescindibles o necesarias. Hasta que uno no hace una mudanza no es consciente de la cantidad de trastos que se acumulan en una casa y que una vez fuera de su lugar y empaquetados en cajas, es dificilísimo volver a situarlos. Pensemos dónde pueden ir y si es necesario instalar estantes, cajoneras o destinar un lugar como trastero o similar, al menos inicialmente. Y, no lo dudemos, es un buen momento para desprenderse de algunas o muchas de ellas.

Ah, se me olvidaba, si la casa tiene balcones, terrazas, patio o jardín, conviene revisar las barandillas, los sistemas de desagüe, y de riego en el jardín si lo hubiese.

Ya hemos salido de la casa, si tiene alarma, seguro que habremos cambiado el código. Y pasado el tiempo necesario y con todo lo previsto más o menos a punto, a vivir en ella. Pero no sin antes estar seguros de que los contratos de luz, agua, gas, teléfono y similares están al corriente y prestando el servicio solicitado. A veces uno se lleva sorpresas desagradables: pagos atrasados, deudas pendientes y si no las abonas, salvo mucha suerte, no hay nuevo contrato.

Y, ahora sí, a disfrutar de la nuevo palacete, por muy rusticón que pueda ser o parecer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...