Madrid pretende meter coto a las viviendas turísticas

La proliferación de alquiler de pisos para las temporadas vacacionales supone un problema en una de las principales ciudades de España. Por ello, efectuarán reformas al ordenamiento.

gobierno planea poner normas a apartamentos de alquiler

Manuela Carmena, alcaldesa del Ayuntamiento de Madrid, en España, informó recientemente que implementará una serie de normas que se aplicarán a las viviendas destinadas al alojamiento de turistas, durante época de vacaciones o festividades.

Al parecer, para la ciudad estas residencias con fines comerciales se han convertido en un problema, pues no hay regulaciones que controlen el servicio, y son muchos los vecinos que se quejan de ver perturbadas sus urbanizaciones con la llegada de los temporadistas. Igualmente, varios propietarios han asegurado que no gozan de seguridad jurídica. Al menos bajo esas dos premisas Carmena respalda su propuesta de reformar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1997.

Contemplaciones del reglamento para viviendas turísticas

Según ha dicho Carmena públicamente, lo primero que hará será separar en dos renglones los apartamentos turísticos. Se clasificarán como “Residenciales” a los que se rentan tres veces al año o menos, y no requerirán de un permiso o licencia para su arrendamiento. Por otro lado, se considerará como “Alojamiento profesional”, a aquellos inmuebles que en un año sean alquilados por más de 90 días. En estos casos, el dueño tendrá que obtener una licencia urbanística hotelera, para poder concretar la negociación.

El nuevo ordenamiento será evaluado por la “Comisión de Seguimiento de Interpretación del PGOU”, y si le dan el visto bueno se implementará a la brevedad.

El censo de las casas es un hecho

Otro de los pasos a seguir para impedir el descontrol de la actividad turística, es efectuar un censo en la urbe para determinar cuántas casa/pisos son dedicados al alquiler, y en qué barrios se necesitan más alojamientos. Gracias al estudio, complementarán la idea de crear un turismo sostenible y organizado.

Las estimaciones de la alcaldesa son otorgar unos mil permisos los primeros tres meses de este 2018. Sin embargo, aún el gobierno local no ha discutido los montos de las multas y sanciones a quienes incumplan con la normativa. En otros países con sistemas similares, se ubican hasta en 150 mil euros.

Vale señalar, que los pisos que entran en la clasificación de hoteleros tendrán que ajustarse a las reglas que regulan el hospedaje profesional, requerimiento indispensable para que se les de la licencia a los propietarios, sino les será denegada. Para ello, la municipalidad realizará un operativo intenso para inspeccionar los apartamentos e informar a la comunidad para que también participe. Las denuncias y sugerencias de los vecinos serán consideradas, aseguró la mandataria madrileña.

Las normas urbanas serán revisadas

El aumento de cupos hoteleros y residencias con este fin ha hecho que el gobierno también se plantee transformar el Plan General de las normas urbanas, para que estén en sincronía los sectores, calles y urbanismos, con movilidad turística.

Carmena recalcó que la voz vecinal pondrá el punto final, pues de ellos y de su participación depende. Mientras, organismos que hacen oposición a la medida, señalan que esperan tener la información completa para dar su veredicto. Lo principal, señalan es que se respeten las normas de convivencia, que las decisiones se tomen por consenso y no de manera unilateral. El llamado es a que los vecinos “se pongan las pilas” en cuanto a la regulación del negocio, dijo hace algunos días la concejal Begoña Villacís.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...