Negocios de ladrillo en tiempos de crisis

La amplia variedad de inmuebles que han quedado libres en el mercado por la crisis inmobiliaria es un fenómeno en alza que llama la atención de inversores con perspectivas de crear nuevas formas de vida.

edificios

La crisis inmobiliaria fue un duro golpe para España. Fueron muchas las empresas y empresarios que vieron su ruina. Y muchos los propietarios que acabaron por no poder una deuda que era mucho más alta que el valor real que tenía el inmueble. Sin embargo, esa crisis también hizo que otros pudiesen sacar provecho, y con los precios en sus niveles mínimo hay gente que encuentra en las inversiones en el ladrillo español, proyectos de futuro. Así por ejemplo, algunos de los edificios en venta de Second House no son solamente una inversión pensada para aquellos promotores que luego revenden, sino que también se convierten en una buena idea para quién pretende crear nuevos sectores de negocios y empresas.

Un edificio, además de poder ser utilizado como un activo que luego se vende en partes con sus respectivos apartamentos, puede convertirse en un hotel, en una residencia para ancianos, o simplemente en un lugar en el que albergar estudiantes durante el curso escolar, como si se tratase de una residencia privada; o como oficinas para un centro comercial o un centro de negocios. Las opciones son muchas, y las ofertas muy suculentas para los que pretenden invertir dinero en la inmobiliaria, y sacar beneficios en otros sectores.

Inversores nacionales e inversores extranjeros

Los pronósticos sobre el precio de la vivienda son que no bajará mucho más. De hecho, las últimas estadísticas hacen referencia a que ya ha tocado fondo, y que a partir de ahora comenzará a subir. Aunque los edificios forman un entramado diferente, también porque el cliente comprador de estos es distinto, se comportan de manera similar al mercado de las viviendas particulares. Lo que antes era un edificio que no había sido puesto en el mercado por falta de fondos de la empresa, o que había embargado el banco por falta de pago y ahora estaba vacío, puede convertirse en un lugar en el que se generen empleos en la comunidad en la que está localizado, y también en una manera de generar capital para el inversor que lo compra.

Los inversores extranjeros son los que más confiados parecen mostrarse. Hay dos razones principales para el asunto. La primera porque ellos no han vivido la crisis tan de cerca como los nacionales. La segunda, no es otra sino el hecho de que conocen bien los mercados, y saben dónde no va a bajar más el precio y dónde realmente compensa invertir ahora. También influye claramente la liquidez con la que cuentan, y sobre todo, que para muchos de ellos, España sigue siendo un país seguro en el que la generación de empleo y de riqueza tiene que producirse después de esta gran crisis.

Con todas estas inversiones en edificios que se convierten luego en nuevos negocios y empresas, no solamente ganan los inversores y la propia comunidad. De hecho, ganamos todos en parte, porque es necesario que en el mercado aparezcan nuevas ideas capaces de ser productivas, y sobre todo, capaces de generar riqueza. Además, si se plantean obras de re-estructuración interna para lograr que el edificio se adapte a su nueva función, todas esas empresas de reformas y decoración que se mantenían con los clientes bajo mínimos por la escasa demanda, también levantarán cabeza.

Probablemente nunca volvamos a ver tantas grúas juntas como en el pasado, pero no hay dudas de que los edificios que actualmente están desocupados cumplirán una nueva función durante los próximos años, y seguramente los inversores, si no lo hacen ya, en un período más bien corto de tiempo, se den cuenta del alto potencial que tienen muchas propiedades y que actualmente, con respecto a su precio de hace unos años, están a un coste de risa. Y sino, tiempo al tiempo para que todos veamos ese cambio en las principales ciudades. ¿Tú ya lo has notado? ¿Has pensado en invertir aprovechando la caída de los precios en el sector inmobiliario?

Imagen: Centro Comercial Popular

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...