¿Por qué deberías comprar una casa de segunda mano para reformar?

Las viviendas antiguas son menos costosas que las nuevas. Descubre qué otras ventajas puede darte el adquirir una propiedad como esta.

Por estas razones deberías comprar una casa para reformar

La compra de una casa despierta gran emoción, pero no es una decisión que deba tomarse a la ligera. Si es la primera que tendrás, quizás te ilusione la idea de adquirir una nueva, pero ¿realmente es la mejor opción? Probablemente no. Por sus elevados costos, muchas personas prefieren poner sus ojos en inmuebles de segunda mano. Incluso, la mayoría termina elogiando las ventajas de estas propiedades. 

El primer punto que tienen a su favor, es que su precio es más asequible. Además, podrás realizar las reformas según tus gustos y, en el proceso, incrementar su valor. Su ubicación también suele ser mejor, al igual que el acceso al transporte público y a los servicios.

En materia de impuestos también te verás favorecido. Mientras que los de un bien a estrenar se calculan en base a un 10% de IVA, los de una casa de segunda mano se estiman entre el 6% y el 10% del costo escriturado. Pero esto no es todo. Sigue leyendo para conocer otros beneficios que tienen para ti

Ventajas de adquirir una casa de segunda mano

Sin duda, podrás revalorizar la vivienda. Para que esto ocurra sólo necesitarás dos requisitos: haberla adquirido a un buen coste y en una urbanización atractiva. En la actualidad, múltiples firmas se dedican a comprar casas de segunda mano para reformarlas y venderlas a precios más elevados. Eso demuestra su gran potencial.

Como se dijo, un inmueble antiguo se puede conseguir a precios más competitivos. Siempre que goce de una buena estructura, podrá ser sometido a cualquier proceso de renovación, con lo cual podrás adaptarlo a tus necesidades y estilo. Si prefieres, puedes hacer de él un hogar más moderno y sostenible.

Otro factor positivo, es que se brindan diferentes alternativas de financiación muy atractivas para la negociación de este tipo de casas. De hecho, hay entidades que ofrecen préstamos de hasta 15 mil euros, con los que podrás remodelar a tu antojo. El interés puede ser de un 6%.

Por otra parte, podrías solicitar un seguro de protección de deuda, que te amparará en casos de despido, invalidez, incapacidad temporal o fallecimiento.

¿Cómo hacer que la decisión sea más acertada?

Si te decidiste a comprar una casa o piso de segunda mano, tomate tu tiempo para visitar diferentes alternativas. Evalúa los metros y la distribución de los elementos fijos. Chequea puertas, ventanas, muros, tuberías, techos, ventilación, sistemas de electricidad y agua, así como el estado general de las habitaciones.

Adicionalmente, descarta que haya problemas de humedad, filtración, estabilidad y otros defectos graves. Lo mejor es buscar asesoría especializada para estudiar las posibilidades de modificación reales de la vivienda. Asimismo, conviene recordar que hay tasas determinadas para ciertas obras y que todo inmueble para habitar debe contar con el certificado energético. Si todo está bien, sólo resta poner manos a la obra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...