¿Por qué elegir un piso de alquiler de banco?

Los pisos de bancos pueden interesarte como alquiler. Te explicamos las ventajas y desventajas de optar por esta posibilidad.

alquiler

Seguramente ahora que se han eliminado muchas de las subvenciones vigentes para el alquiler, como por ejemplo la ayuda a la emancipación de la que disfrutaban los más jóvenes, así como la deducción en renta para los alquileres que se firmen a partir del 1 de enero del próximo año, así como por la caída de salarios y la pérdida del poder adquisitivo, para la mayoría encontrar un alquiler que se ajuste a sus ingresos resulta fundamental. Y en los últimos años hemos visto cómo los bancos se hacen con una buena cuota del sector de los alquileres de viviendas. Por eso hoy queremos preguntarnos en nuestro blog si hay razones suficientes como para elegir uno de estos alquileres frente a las opciones más tradicionales, y de haberlas, cuáles son las ventajas que presentan con respecto a aquellas.

Para empezar, hay que tener en cuenta que mientras los particulares quieren obtener un beneficio por una propiedad, y se encuentran con pocos recursos a la hora de prevenir inquilinos morosos y otra serie de problemas, en el caso de los bancos tenemos la opción de que las grandes entidades contratan para sus propiedades seguros de prácticamente todo tipo que les cubren en cualquier supuesto. Y esto implica que al tener tantas propiedades, el precio que pagan por ellos es más bajo, y que por lo tanto, apenas se ven esos gastos repercutidos en el precio del alquiler mensual.

Pero hay más, los pisos de los bancos son más baratos por el hecho de que los han obtenido fruto de impagos de deudas, con lo que le han costado mucho menos que el valor del mercado. Así, el precio suele ser casi siempre inferior al que ofrecen los particulares. Y en prácticamente todos los casos, la competencia es brutal cuando hablamos de inmobiliarias, ya que éstas siempre suponen una comisión y unos gastos que de algún modo repercuten en el inquilino. Así que, vistas estas cuestiones, podemos decir que por precio, casi siempre nos va a compensar recurrir a un piso de alquiler de los de los bancos.

Pero hay más. Actualmente, aunque la demanda de alquileres es brutal, precisamente porque tras el boom y la crisis muchas personas son las que no quieren o no pueden meterse en una hipoteca, así que la oferta, aún pese a ser elevada, se encuentra bastante diversificada. Por ejemplo, los pisos de bancos en alquiler de Anticipa son casi todos nuevos, o han sido restaurados y reformados para poder ofrecerle al inquilino todo listo para poder entrar a vivir en ellos. Comparándolos con los de muchos particulares, sobre todo aquellos que ofrecen inmuebles en el centro, ofrecen una solución calidad-precio mucho mejor valorada. Además, precisamente porque al banco le interesa salir de todo cuánto antes, pueden llegar a ofrecer agresivas promociones con las que los privados son incapaces de competir.

Por ejemplo, que el piso no esté amueblado puede ser un problema para el inquilino. En el caso de un propietario particular, puede que la inversión que le suponen los muebles sea demasiado alta para asumirla de primeras. Para el banco, no es un problema demasiado grave. Luego, hay ofertas con gancho, con las que siempre se debe tener cuidado, pero que en ocasiones, tras analizarlas, no parece que estén mal para el que alquila. Por ejemplo tener los dos primeros meses del alquiler gratis, un depósito más pequeño o no solicitar depósito, o el hecho de que nos rebajen el precio del alquiler durante una temporada si firmamos contratos de larga estancia, pueden convertirse en alicientes que hagan que los alquileres de pisos de bancos sean mucho más interesantes que aquellos que pertenecen a los particulares.

¿Has pensado alguna vez en un alquiler bancario en lugar de un alquiler a particulares? ¿Cuáles son las ventajas que en tu caso destacarías?

Imagen: ME DAIS POCA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...