Crea un bonito sendero en tu jardín con estas ideas

Los caminos bien definidos son un plus en la decoración de los jardines. Puedes usar azulejos, piedras, concreto y más para delimitar los espacios por donde caminas.

Materiales para diseñar senderos para jardines

Las opciones para decorar el jardín son muchas. Esculturas, fuentes, piedras, pasto, plantas y más se pueden combinar para darle un aspecto hermoso. Pero los senderos son, sin duda, el recurso clave para crear un efecto de lujo, sin contar su utilidad para proteger la apariencia de la superficie. Si tienes grama, por ejemplo, te encantará tener un camino definido para desplazarte sobre él, sin riesgo de dañarla con tus pisadas.

Detalla cómo te mueves en tu jardín y planifica la ruta. Ten presente a qué sitios necesitas tener acceso y diseña caminerías rectas con ligeras curvas que te permitan conectarte con las áreas de estar. ¿Cuentas con un patio amplio? Entonces opta por senderos de 1.5 metros de ancho para que puedan pasar dos personas en simultáneo. Haz que el sendero que conduce directamente a la casa sobresalga de los demás.

Materiales para diseñar un bonito sendero en el jardín

La madera curada y preparada para tolerar agua y sol es idónea para los senderos. En condiciones normales es resistente y durable, pero con este tratamiento las inclemencias del clima no la deslucirán.

Antiguamente usados en las rutas ferroviarias, los durmientes de madera llegan para decorar con exquisitez tus áreas verdes. No dudes en aplicarlos para tus zonas de paso. Conseguirás un toque vintage que encantará a tus visitas.

Peldaños y césped

Permite que crezca la grama a manera de juntas entre el sendero. Conjuga con peldaños de grandes proporciones y deja un espacio entre ellos. Ese borde verde hará que pasear por el jardín sea totalmente cautivador. Sólo cuida que la superficie escogida sea antiresbalante. Si el material es llano, se prestará para más de un accidente. Recuerda que suelen haber aspersores o zonas húmedas.

Rocas y ladrillos

Las áreas de paso necesitan una alta resistencia. Justamente por ello destaca el ladrillo como una excelente alternativa para el diseño de senderos. ¿Te parece demasiado rústico? Personalizarlo será pan comido con una capa de pintura o cera. Ayúdate con rocas para cubrir el espacio entre los ladrillos o bordea. ¡El límite será tu imaginación!

En cuanto a las piedras, ¡nada más simple de hallar! Recoge una variedad con texturas, proporciones y matices distintos. Pasarán generaciones enteras antes de que se desgasten los caminos de tu jardín. Para mayor firmeza, ubícalas en las áreas libres del césped. Ponerlas será una actividad divertida para hacer en familia. Sólo tendrás que humedecer el terreno y colocarlas. Cuando te convenza la silueta, presiona levemente.

Bonitos adoquines

Estas piedras labradas pueden ser rectangulares o pentagonales, gozan de gran popularidad para terrenos al aire libre. En los patios resaltan por el toque fresco y cálido que brindan al conjunto.
Su nutrida gama de matices hace que encajen con los gustos de cada quien. ¡Qué esperas para formar un sendero con ellos!

Azulejos u hormigón

Las baldosas no tienen que estar exclusivamente dentro del hogar. Alinea un par de ellas para formar el sendero de una manera sencilla. Si te sobraron algunas de la obra, úsalas para que unifiques los estilos.

Si buscas algo más tradicional y sencillo, prefiere un camino de hormigón con sugerentes curvas que se “paseen” entre tus flores. Luminarias tenues que lo bordeen, le darán un aire romántico y elegante.

También puedes probar con la gravilla. Evitará resbalones, haciendo que cada paso sea totalmente seguro. Definitivamente, los caminos resultan imprescindibles dentro del jardín. Le suman comodidad, potencian su apariencia y ayudan a conservar el buen estado de tus plantas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...