Césped sintético para los jardines

Considero que siempre es mejor un buen jardín de césped natural, sin embargo, no siempre se cuenta con el tiempo, las instalaciones y los recursos para poder contar con uno. A partir de ello, el sintético no deja de ser una muy buena alternativa para casos en los que el natural no es posible.

Césped sintético para los jardines

Por supuesto que no hay nada como un excelente y verde césped natural en nuestro jardín. La belleza que un jardín natural bien cuidado nos entrega, es sin dudas incomparable. Sin embargo, no es sencilla la tarea de mantener en buen estado un césped natural, se necesita tiempo, por sobre todas las cosas, y el uso de distintos productos químicos que colaboren con la tarea, como así también un cuidado especial.

Lamentablemente, en estos tiempos que corren, en el que todos vivimos a full sin poder parar ni un segundo, no siempre contamos con el tiempo necesario para poder cuidar del jardín tanto como quisiéramos. En caso de que si contemos con dicho tiempo, les recomiendo siempre se tomen algunas horas a la semana para cuidar y tener un lindo césped natural en el jardín, pero si no es así, si no existen muchos minutos libres en tu vida, una solución puede ser la de instalar césped sintético en el jardín.

Las nuevas generaciones de césped sintético han demostrado un gran avance en el parecido de unos y otros, sin ir más lejos, muchos equipos de futbol últimamente han optado por esta alternativa para sus campos de juego, y cada día esa tendencia crece más y más.


¿Cuáles son las ventajas del césped sintético? Por empezar que no requiere tiempo para su cuidado, que no necesita de productos químicos, que nos permite un interesante ahorro en el consumo de agua, que tiene una estética muy bella y que perdura al paso del tiempo, con una mantenimiento casi nulo. Sin embargo, debemos de tener en cuenta que si tenemos chicos pequeños, las posibilidades de lastimaduras ante una caída son un poco mayores a las del césped natural, por su mayor grado de abrasión a la piel.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un césped sintético? La calidad del manto, el relleno y la base o pavimento sobre el que se coloca. Existen diferentes tipos de hierba artificial, de diferentes mantos y tonalidades, así como también distintas clases de rellenos que permiten diferentes acabados.

En cuanto a la instalación, esta no deja de ser sencilla. El césped artificial se puede comprar en rollos que se recortan según las superficies, pegándose con pegamento al suelo, como así también se pueden utilizar adhesivos especiales.

Son colocables en superficies de tierra, asfalto, hormigón, terrazo y caucho, siempre previo nivelado del suelo. Una vez hecho, será necesario esparcir arena para obtener un buen asentamiento, luego se coloca una malla de separación y se recortan trozos del rollo a la medida deseada. Finalmente se pega, incidiendo los bordes de cada una de las partes y asegurándonos de que la dirección de las fibras sea la misma.

Insisto en que no hay nada como un buen césped natural, pero el sintético no deja de ser una muy buena alternativa para casos en los que el natural no es posible.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...