Cómo aprovechar al máximo el espacio en un jardín pequeño

Si tienes un pequeño jardín y no sabes cómo optimizar el espacio hoy te proponemos algunos trucos que te vendrán de perlas.

jardines

Tener un jardín pequeño no es una excusa para no tener todo aquello que deseas en él. Al igual que ocurre en los apartamentos de dimensiones reducidas, los jardines pequeños pueden tener mucha magia y resultar ser un espacio óptimo si se consigue aprovechar al máximo su espacio. En este caso, vamos a enseñarte algunos trucos para que puedas hacerlo fácilmente y que las dimensiones nunca más vuelvan a ser una excusa para no sacarle el máximo partido a tu terreno. ¿Qué te parece la propuesta?

Probablemente el gran problema que te encuentres a la hora de enfrentarte a un jardín pequeño es el hecho de no saber muy bien por donde comenzar a arreglarlo. En ese sentido, a veces compensa desmontarlo todo, aprovechando además sus dimensiones y el menor trabajo que da, para conseguir tener una propuesta mucho más estructurada con la que lograr el objetivo de tener un espacio del que disfrutar. En todo caso, debes ser tú quien valore la posibilidad de crearlo desde cero o hacerlo en una especie de parches que puedan ayudarte a lograr el mismo objetivo en menor tiempo. Sea como sea, lo que te explicamos a continuación te servirá en ambos casos:

Sacar partido del espacio en un jardín pequeño

Lo primero que debes considerar antes de comenzar a preparar tu pequeño jardín es el uso que vas a darle a cada uno de sus espacios. Si por ejemplo quieres poder disfrutar de una comida o de una tarde en él, debes empezar por buscar la ubicación más adecuada a los muebles de jardín, que también deben poder adaptarse a las dimensiones. Además, es importante que en el caso de los espacios pequeños se juegue con la altura, y de ahí que sea especialmente recomendable recurrir tanto a accesorios como las celosías, como a proyectos que se pueden hacer en casa reciclando otros materiales y que te permitirán finalmente conseguir un espacio para las maceta de colgar.

  1. Haz un diseño en papel con las dimensiones justas: no hay nada mejor para diseñar un jardín pequeño en el que no se nos olvide nada que comenzar por un boceto en el papel. Solo debes tomar las dimensiones del tuyo y empezar a distribuir en la teoría los espacios. Puede que al llevarlo a la practica hagas algunos cambios, pero no serán tan bruscos, ni tampoco poco organizados que si los haces directamente
  2. Piensa en aprovechar al máximo el espacio optando por las alturas y lo vertical: tal y como te adelantamos en el párrafo superior las alturas son importantes cuando los jardines tienen unas dimensiones reducidas. De hecho, puedes aprovechar el espacio hacia arriba colocando por ejemplo una celosía, o estanterías para jardín que te permiten colocar un montón de macetas en un espacio pequeño. Otra opción también son las macetas de pared, o incluso los muebles que permiten su uso como huerto urbano en altura.
  3. Apuesta por materiales que no agobian y sitúalos a diferentes alturas: cuando tenemos poco espacio, al igual que ocurre en las viviendas, el gran problema es que se opte por elementos demasiado llamativos que acaben haciendo perder la atención y resulten agobiantes. En este caso, te recomendamos por ejemplo el uso de la terracota que suele ser un material que en absoluto produce este efecto y, además, es realmente económico.
  4. Haz un listado de plantas imprescindibles para tu jardín y distribúyelas en el espacio que tienes: en un jardín pequeño, a veces hay que elegir el tipo de plantas que se quieren tener. Sin embargo, las imprescindibles no pueden faltar. Por ejemplo, si quieres tener aromáticas, porque además vas a poder sacarle partido en la cocina, podrías apostar por hacerles un rincón. Lo mismo con otras plantas similares entre sí que requieran de necesidades similares.
  5. No te olvides de un pequeño huerto si vas a sacarle partido: si pretendes consumir algunos alimentos de tu jardín, por muy pequeño que sea, también puedes hacerlo. Para ello la creatividad es la clave. Bien colocar las plantas de hortalizas en macetas, o incluso elegir una de esas mesas huerto que permite plantarlas en lo alto. También puedes optar por colocarlas en la pared siempre que tengan suficiente tierra y las vayas enderezando con guías.
  6. Elige mobiliario versátil que permita el uso óptimo del espacio: la elección del mobiliario es clave para sacar partido a tu jardín. De hecho, elige siempre muebles que ocupen el menor espacio posible y se puedan guardar. Por ejemplo, hay mesas que permiten colocar todos los asientos debajo sin salir nada hacia afuera, y los pufs son una gran opción para aquellos que buscan una decoración moderna en jardines de reducidas dimensiones.

¿Conoces otros trucos con los que puedas sacar el máximo partido a tu jardín sin importar que sea pequeño?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...