Cómo cuidar tu Flor de Pascua estas Navidades

Sigue esta lista de consejos para cuidar tu planta navideña y alargar su vida el máximo tiempo posible. ¿Sabías que puede volver a florecer año tras año?

flor

Vuelta a la Navidad y seguro que muchos ya tendréis por casa una de esas plantas maravillosas y bonitas que lucen en muchos sitios de venta, especialmente en las entradas del Todo a Cien. Estoy hablando de esas plantas rojas que llaman tanto la atención y que resultan típicamente navideñas. El nombre técnico de esta planta es concretamente Poinsettia o, más conocida, como Flor de Pascua. En estas fechas tan señaladas durante el mes de diciembre es imposible no encontrarla encima de los mostradores de las tiendas o en los recibidores de las casas o como parte de la decoración encima de una mesa. Pero como toda planta, también tiene sus cuidados. ¿Los conocéis todos? ¡Veamos algunos consejos!

El riego: ¡no la ahogues!

La Flor de Pascua es una planta que tiene que estar húmeda casi continuamente por lo que se vuelve imprescindible regarla al menos un par de veces a la semana. En caso de que haga mucho calor (como está ocurriendo extrañamente en los últimos años durante el mes de diciembre), no estaría de más regarla tres veces a la semana. El riego no debe ser abundante, ya que si encharcamos la planta provocaremos que se pudran las raíces. Lo mejor es echar el agua en el plato de base para que indirectamente la planta la absorba; en cualquier caso, evitad el contacto directo entre el agua y las hojas o sus flores. Si la planta empieza a tomar un color negro, ¡la estaremos ahogando!

La temperatura ideal

Al igual que la humedad, la temperatura es otro factor que permitirá que se desarrolle nuestra planta o acabe muriendo a los pocos días. La Flor de Pascua se conserva a una temperatura ambiente entre 16º (noche) y 23º (día) aproximadamente. Esto significa que no debe estar expuesta en exteriores donde haga mucho frío por la noche ni tampoco a plena luz del sol. Y, por supuesto, tampoco cerca de una chimenea o de una estufa potente. Cuanto más alejada esté de estas fuentes de calor, más tiempo resistirá. En ese sentido, evitad siempre los ambientes secos, dado que al igual que una excesiva humedad, la falta de la misma también puede ser un gran enemigo de este tipo de plantas.

Que le dé el sol

La Flor de Pascua es un tipo de planta que necesita de los rayos de sol para poder sobrevivir. Aunque no es bueno exponerla severamente al sol porque más que la luz, recibirá calor, lo mejor es dejar nuestra planta cerca de alguna ventana donde pueda recoger esa iluminación diaria sin que llegue a secarse. La luz le permitirá mantenerse en buen estado y seguir mostrando unos vivos colores en sus hojas. Eso sí, recuerda: no la expongas directamente al sol.

El viento, ¡otro enemigo!

Si dejáis vuestra planta cerca de una ventana, cuidad que esté cerrada o no haya grandes corrientes de aire ya que el viento, al igual que puede resfriarnos a nosotros, también puede dañar a la Flor de Pascua. En ese sentido, es una planta delicada que, ante un contacto directo o frecuente de aire, puede perder las hojas fácilmente y perder todo su atractivo.

Cuidado con la calefacción

Sea cual sea la causa, los excesos no son buenos. Por eso ahora durante el invierno si acostumbramos a poner la calefacción muy fuerte, podemos resecar el ambiente demasiado y la falta de humedad es otro enemigo de nuestras Flores de Pascua, cuya consecuencia será la caída temprana de sus hojas. Así que ya lo sabéis, ¡colocad vuestras plantas en habitaciones con temperatura ambiente o, al menos, lejos de los radiadores!

Floreciendo año tras año, ¿un mito?

Aunque muchos penséis que la Flor de Pascua es una planta que compramos para lucir en Navidad para decorar el hogar durante unas semanas y acabar tirándola a la basura, debéis saber que si seguís todos los cuidados que hemos descrito en el post, posiblemente vuestra planta no solo resista el invierno, sino que volverá a florecer para el año siguiente y puede que durante más tiempo. ¡Cuídala como se merece y verás cómo sobrevive año tras año!

Como veis, son muchos los consejos que debéis seguir a la hora de cuidar vuestra planta de navidad. Pero no olvidéis que si atendéis a cada uno de ellos, vuestra Flor de Pascua será una planta de compañía a lo largo del año y no solo adornará el hogar durante estas fechas navideñas. Espero que con estas sencillas indicaciones logréis mantener vuestras plantas durante mucho tiempo. Y, si conocéis algún otro cuidado infalible para mantenerlas, ¡no dudéis en compartirlo con nosotros!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...