¿Cómo podar los árboles?

En este post nos adentramos en una forma de podar los árboles. Se trata de una poda estructural con forma piramidal. Veamos de qué se trata esta poda y las herramientas y materiales que utilizaremos.

En algunas ocasiones es necesario que arreglemos nuestros árboles. Estos crecen con una forma determinada pero, en este mismo crecimiento, su forma puede perjudicar otras plantas, árboles o bien no es la forma que deseamos que tenga. Por esto mismo, recurrimos a la poda. Y una de las formas que tenemos para podar los árboles es la estructural con forma piramidal. Veamos de qué se trata esta poda y las herramientas y materiales que utilizaremos.

¿Cómo podar los árboles?

Esta poda la podemos emplear para cualquier planta de hoja perenne, y hay que tener presente que nunca debemos cortar la punta de los árboles  en aquellos que sean de forma piramidal, dado que así perderían su forma original.

Herramientas necesarias: Antiparras; cortador eléctrico de arbustos; escalera, tijera y martillo.

Materiales necesarios: Bolsas para recoger las ramas y hojas; clavos, alambre, puntas de acero; cuerdas; y desinfectantes.

Pasos para podar los árboles

Fijar algunas guías en la parte superior del árbol. Aquí debemos preparar una cuerda gruesa para utilizarla como guía, a la cual podamos atar y tensar sin inconvenientes. Debemos calcular los metros que abarca el árbol, teniendo en cuenta la altura y el diámetro de la base del mismo. Luego, afirmamos la cuerda desde el vértice superior del árbol y la dejamos caer al suelo, repetimos esta operación con varias cuerdas, dejando entre ellas una diferencia como máximo de un metro.

Fijar las guías en la base. Debemos tensar las cuerdas y fijarlas en el suelo, empleando clavos y puntas de acero o alambre. Estas cuerdas nos darán la dirección de los cortes para que nuestra poda quede pareja.

Comenzar la poda desde abajo. Para dar inicio a la poda nos colocaremos  los anteojos de seguridad, acto seguido cogemos el cortador eléctrico (debe estar afilado) y empezamos a recortar las ramas sobresalientes de la parte baja del árbol, tomando como guía la dirección previa que hicimos con las cuerdas.

Poda en la parte superior. Siguiendo la guía de las cuerdas podamos la parte superior del árbol, ayudándonos con una escalera.

Limpiar la zona. Cada tanto nos tomaremos un descanso de la poda para recoger las ramas y restos de la poda, así limpiamos el suelo.

Una vez terminada la poda y recogida todas las ramas, sacaremos las cuerdas y las fijaciones del suelo, aplicando, de ser necesario, desinfectante en los cortes.

Fuente: Hagaloustedmismo

Foto: Prune tree por Gardening in a Minute en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...