Consejos para que tus mascotas no acaben con el jardín

Vuestras mascotas quizá tengan planes descabellados para el jardín, pero os damos ideas que os evitarán el sufrimiento.

Perro tumbado

A veces nos sentimos contrariados, porque en verano nos encanta tener un jardín bonito, pero también nos gustan mucho nuestras mascotas. Y aunque no tiene porqué ocurrir siempre, lo cierto es que ambos factores no suelen llevarse bien. Si a nosotros nos encanta sentarnos en el jardín rodeados de nuestras plantas, lo que le gusta a nuestro perro es salir y pisotearlas o hacer sus cosas cerca cuando no les estamos viendo.

Como con las plantas y el jardín no podemos comunicarnos, lo que vamos a hacer es intentar conseguir que nuestra mascota se porte un poco bien. ¿Pero cómo hacerlo? Es importante valorar ciertos consejos que os vamos a dar y, sobre todo, pensar que si alguno de ellos os funciona a vosotros no tiene porqué hacerlo a vuestros amigos. Igual, en el peor de los casos, no os funcione ninguno de los consejos. En realidad va a depender más de vuestra mascota que de vosotros, así que os recomendamos que hagáis algo muy simple después de poner en práctica los consejos: cruzar los dedos.

Lo primero que os vamos a recomendar es que intentéis crearle una zona de juego al animal. Vosotros mejor que nadie sabéis qué le gusta a vuestra mascota. Hay algunos perros a los que les encanta tener un trozo de arena como la que usan los niños para jugar y que ahí se puedan revolcar. A los gatos hay que engañarles y darles zonas donde se puedan tumbar a dormir o que se afilen las uñas. Pero no se las ofrezcamos, simplemente dejemos que ellos las descubran, porque sino seguro que las ignoran.

También podéis ponerle una caseta a la mascota. Si son listos, y normalmente los animales son muy listos, se irán a la caseta a dormir con la sombra y el fresquito y no pensarán en tumbarse encima de tus flores. Aunque parece que es algo más propio de los perros, estas casitas también las pueden usar los gatos. Por otro lado, es bueno que intentemos enseñar a nuestra mascota los sitios del jardín por donde puede caminar. Si lo queremos simplificar: hagamos que nos imite y que siempre vaya por donde nosotros pasamos, así no pisará nada que no deba pisar.

Y sobre todo, aunque vuestro sueño sea tener el jardín con los muebles más elegantes del mundo, unos de diseño victoriano, os vamos a recomendar que pongáis muebles de materiales que vuestros animales no quieran arañar, morder o golpear. Normalmente a lo barato no le hacen ni caso, porque son así de encantadores.

Foto: moorpheus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...