Consigue una buena manta térmica para tu piscina

A través de Outlet Piscina podrás equipar tu piscina con una manta térmica y disfrutar de todas sus ventajas: conservar la temperatura del agua, evitar su evaporación, ahorrar en productos químicos e impedir la entrada de suciedad.

Mantas térmicas para tu piscina

La piscina está muy bien para disfrutar a tope del verano y darnos esos chapuzones que todos deseamos cuando llega el calor, pero lo cierto es que tener una piscina privada tiene sus inconvenientes y es que hay que dedicarle muchos cuidados a lo largo del año para conseguir mantenerla en su estado óptimo. Hay muchas labores a realizar, pero uno de los consejos más habituales para un correcto mantenimiento es el de utilizar una buena manta térmica o un cobertor solar que cubra el agua de nuestra piscina mientras permanece inutilizada.

Mantas térmicas y cubiertas isotérmicas a medida como las que podemos encontrar en Outlet Piscinas, una web de especialistas en venta de estos artículos con precios muy competitivos. Tendremos la opción de comprar entre una variedad de mantas térmicas, que se han convertido en la mejor manera de optimizar la climatización de las piscinas y ahorrar así en productos químicos. Esto es posible gracias a que estas mantas ayudan a conservar la temperatura del agua, evitando esas pérdidas de calor que se generan entre la puesta y la salida del sol.

Pero esta es sola una de las numerosas ventajas que ofrecen las mantas térmicas para piscina. Además de conservar la temperatura y ahorrar productos de tratamiento químico, utilizando estas cubiertas podemos evitar la evaporación del agua, podemos impedir que se ensucie nuestra piscina ya que todo rastro de polvo y otras partículas acabarán encima de la manta, pudiendo fácilmente retirar la suciedad; podemos incluso ahorrar en la factura de climatización. Y es que, aunque a simple vista no nos cercioremos, si dejamos nuestra piscina a la intemperie durante un mes, veremos que efectivamente el agua se llena de polvo, hojas y suciedad en general, que disminuye de nivel y que pierde todo el calor durante las noches.

No nos tendremos que preocupar por dónde dejaremos la manta cuando queramos usar la piscina, pues en uno de los laterales de la piscina podemos instalar un enrollador con el que podremos extenderla y recogerla según nuestras necesidades. Algunos consejos para aquellos que opten por una manta térmica son: no nadar en la piscina debajo de la manta, no tumbarse encima, no colocarla después de un tratamiento de cloro al menos hasta transcurridas 48 horas y retirar la manta cuando la temperatura del agua roce ya los 28ºC, pues un calentamiento excesivo del agua tampoco es aconsejable. Como decía al principio, son muchos cuidados los que requiere una piscina. Pero solo por ese chapuzón en verano, merece la pena.
Fuente y foto: outlet-piscinas.com
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...