Crea un precioso jardín dentro de tu casa

Si te gustan las plantas y las flores pero no tienes un patio donde cultivarlas, llévalas al interior de tu vivienda. El pasillo, el baño y hasta la puerta de entrada son sitios perfectos para crear un vergel de ensueño.

Crea un precioso jardin dentro de tu casa

No importa qué tan grande o pequeña sea tu casa, o qué tan tradicional o elegante sea su estilo decorativo, siempre hay maneras de adecuar un jardín en su interior. Si eres amante de las plantas y flores, no hay excusas para no cultivarlas dentro de tu vivienda. La hiedra, la cinta, la dracaena, el ficus y la palmera, son algunas de las especies que puedes usar para hacer crecer la vegetación en tu hogar. 

Con esta iniciativa no sólo harás que tu vivienda se sienta más fresca y pura, sino que estarás aprovechando las múltiples bondades que aporta la naturaleza. Estando en contacto con ella reducirás la contaminación, mejorarás tu respiración y estado anímico, mantendrás aromatizadas tus estancias y serás más productiva en el trabajo. No pierdas tiempo. Crea un precioso jardín dentro de tu casa

La elección es importante

Una de las primeras cosas que debes hacer es informarte sobre las variedades de plantas que puedan estar a sombra o a sombra parcial. De esas inclínate por las que tienen un crecimiento gradual, porque necesitarán menos cuidados.

Considera también factores como temperatura, iluminación y humedad, sólo así podrás elegir especies que se acoplen al espacio y a las características del entorno. La idea es que luzca siempre sano y hermoso.

Escoge el sitio perfecto

En las cercanías de tus ventanales o debajo de los tragaluces tu jardín interno recibirá la luz necesaria. Sin embargo, no dudes en complementar con luz artificial para atraer todas las miradas hacia tu pequeño vergel.

Aunque esos lugares son estupendos, no son los únicos a los que puedes sacarle provecho. En el diseño de jardines internos las posibilidades de ubicación son infinitas, y si no lo crees evalúa estas opciones:

Muros frondosos

Quizás cuando escuchas la palabra jardín inmediatamente piensas en el suelo, pero no hay exclusividad.  Literalmente puedes utilizar un muro. Tú decides si lo haces al estilo minimalista, con algunas plantas aquí y allá, o si prefieres “forrar” la pared completa para conseguir un efecto dramático y elegante. Elige plantas con textura y de colores vivos que añadan vistosidad, y selecciona una buena estructura para que se mantengan firmes al muro. El helecho y las bromelias son estupendas para este fin.

En el tocador

Armar una jardinera en el baño es una idea fantástica. No demandará demasiado espacio y siempre contará con el agua suficiente para permanecer esplendoroso. La sensación de calidez que conseguirás te dejará fascinada. Helechos, suculentas, cactus, anturios, begonias y bromelias se verán geniales en la zona del lavabo por ejemplo, alrededor de la tina o regadera, rodeadas de una luz baja, o en un área de la habitación si esta cuenta con las dimensiones suficientes para conseguir un aspecto ligero y equilibrado.

Un recibidor natural

Alternando flores y plantas e incluso agregando un árbol en el recibidor, conseguirás una estancia propicia para respirar profundo y desconectarte. Si te gusta lo tradicional, puedes decantarte por jarrones o macetas de terracota, plástico o madera, pero si busca algo más actual, inclínate por “cuadros” de plantas o un jardín seco. Unas piedras de diferentes tamaños, instalaciones de agua y unas cuantas plantas acuáticas te darán ese espacio de relajación que tanto necesitas.

En la altitud

Los jardines colgantes son muy demandados en áreas interiores porque permiten cultivar cualquier planta. Los materos en el aire le conceden la tierra necesaria para crecer. Experimenta con diferentes estilos de plantas y macetas de diversas proporciones para crear un impresionante efecto óptico.

No te conformes con estas ideas. Internet está repleto de bocetos encantadores que podrán servirte de inspiración. Cualquier rinconcito es bueno. Si tu presupuesto es poco, recicla. Pon a volar tu imaginación y haz que tu pasillo, la puerta de tu entrada, el comedor o la cocina se llenen del color y la frescura de la naturaleza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...