Cubiertas para piscinas: cuál es la mejor elección en tu caso

Las cubiertas para piscinas son una de las mejores opciones a la hora de aumentar la vida útil del elemento y poder aprovecharlo durante temporadas más largas. Descubre todo los tipos en nuestra guía de hoy.

cubierta piscina

Aunque ahora que llega el verano es muy probable que estés pensando que lo mejor es tener una piscina al aire libre, las cubiertas para piscinas son una fórmula ideal para mantenerlas en perfecto estado cuando llega el mal tiempo y para disfrutarlas muchas más veces al año. En realidad, depende en gran medida del tipo de cubierta que selecciones, pero es verdad que tener una asegura un mayor uso de la tuya, así como una mayor protección de una inversión de la que seguramente estarás muy orgulloso en tu hogar.

Para elegir una cubierta para piscinas adecuada al uso que le vas a dar lo más importante es conocer la variedad que existe en el mercado. Solo de esta manera podrás valorar si la elección que estás a punto de hacer es la más correcta o si, por el contrario, hay aún otras posibilidades que se puedan ajustar mejor a tus necesidades. En la guía que te presentamos hoy vas a poder descubrir con todo detalle las principales cubiertas para piscinas que se ofrecen en el mercado, y al mismo tiempo, podrás valorar las ventajas que tienen unas sobre otras para decidir cuál es la tuya. ¿Quieres adentrarte en este mundillo del agua en el jardín de tu casa?

Principales tipos de cubiertas para piscinas

Aunque todo depende del proveedor que elijas, y es probable que te encuentres alguna más de las que analizamos en la guía sobre cubiertas para piscinas que te presentamos hoy, en realidad las que te mostramos a continuación son todas las que son, con lo que si todavía no sabes muy bien cómo funciona este mundillo, creo que la información que te presentamos te será de gran utilidad:

piscinas cubiertas

Cubiertas fijas

Se trata de cubiertas para piscinas que tienen un anclaje fijo en el suelo y que una vez colocadas no se moverán del lugar. Son perfectas para aquellos lugares en los que el clima no permite un uso prolongado de la piscina y en los que se pretende evitar que precisamente los fenómenos meteorológicos más extremos dañen la inversión. Las cubiertas fijas aseguran además un uso durante el invierno en el caso de que se haga una climatización adecuada del espacio.

Cubiertas móviles

Las cubiertas móviles suelen ser las más costosas del mercado. En realidad, la alta inversión que hay que hacer en ellas queda compensada en la mayor parte de los casos al hablar de la posibilidad de tener la piscina completamente cubierta y casi completamente descubierta en un proceso sencillo. Es decir, con este tipo de elemento vas a poder elegir si disfrutas de un agua que te deja tomar el sol sin ningún tipo de protección, o si el tiempo aconseja cubrirse por completo mientras contemplas por la cubierta el cielo más nublado. Las formas en las que se venden este tipo de cubiertas son muy variadas y permiten además crear ambientes únicos siempre que el bolsillo lo permita.

Cobertores

Son quizás las fórmula más económica para proteger la piscina del invierno. Con ellos no se consigue en ningún caso una piscina cubierta, pero si se puede evitar que se acumule suciedad, así como el agua de la lluvia o que se congele la que contiene la piscina cuando pasa el verano y llegan las gélidas temperaturas invernales. Existen muchos tipos de cobertores para piscinas, aunque todos tienen la característica intrínseca de conservarla durante más tiempo sin poder sacarle mayor partido durante los meses que no son estivales.

Cubiertas enrollables

Se trata de cubiertas para piscinas muy similares a los cobertores. En realidad, la cubierta en sí misma no permite un uso de la piscina con parte techada, pero sí la protege de las inclemencias climáticas. La diferencia con los otros es que pueden resultar más cómodas, ya que permiten desmontarlas fácilmente. Eso sí, el precio aumenta con respecto a estos, y como cumplen la misma función puede no compensar si solo se le va a dar un uso estivo en el que se puede pasar sin cubrir la piscina durante los meses de verano.

Cubiertas con forma de iglú

Habitualmente se utilizan en piscinas de pequeñas dimensiones o incluso en otras instalaciones como los jacuzzis exteriores. En realidad, suelen ser muy agradables a la vista y permiten crear ambientes únicos en el jardín. Con una buena climatización pueden permitir su uso más allá de la época estival, aunque no todas vienen aisladas como para poder hacerlo en las zonas más frías y húmedas. Se deben conocer a fondo sus características para saber si se le puede sacar el máximo provecho para el uso que se desea.

Cubiertas hinchables

Ante el aumento de las cubiertas para piscinas y la demanda de ofertas más interesantes en cuanto a precio, las cubiertas hinchables están ganando peso. Con ellas se consigue tener un espacio cerrado al que dar uso más allá de los meses de verano ya que la piscina queda completamente cubierta. Sin embargo, su composición puede hacer que la sensación térmica aumente unos cuantos grados en verano, y el hecho de que no aíslen bien la temperatura no las hace demasiado recomendables para sacarle el máximo partido en invierno apostando por opciones de climatización.

Ventajas de disponer de una cubierta para piscina

piscinas

Si eres de los que todavía no tiene nada claro cuáles son las ventajas de tener cubiertas para piscinas a tu alcance, entonces deberías echar un vistazo al listado que te mostramos justo a continuación. Si quieres que tu inversión dure más, así como si pretendes sacarle un mayor provecho al tiempo de ocio que puedes pasar en la piscina, creo que no puedes pensártelo dos veces:

  1. Vas a poder disfrutar de más días de piscina aunque el sol y el tiempo no ayuden en cuanto al uso que le podrías dar.
  2. Se reduce la inversión que debes hacer en productos de limpieza y de mantenimiento de la piscina durante todo el año.
  3. Aumenta la vida útil de la piscina ya que se la protege durante todo el tiempo de las inclemencias del tiempo y de la acumulación de suciedad, reduciendo también el uso de sustancias químicas que pueden dañarla aún pese a ser necesarias.
  4. Crear espacios diferenciados en el jardín que permiten disfrutarlo más y mejor durante todo el año.
  5. Es la fórmula ideal para conseguir una piscina climatizada para poder utilizarla durante todo el año sin importar el tiempo, o la temperatura que haya en el exterior.
  6. Son una manera de mejorar la seguridad de los más pequeños

Como ves, son muchas las ventajas de utilizar cubiertas para piscinas al igual que la cantidad de opciones que existen en el mercado para solucionar el problema de un elemento al que no siempre podemos sacarle todo el partido deseado. ¿Ya has pensado en colocar una cubierta para piscinas en tu jardín?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...