Cuidados de las orquídeas: todo lo que debes saber sobre ellas

Si tienes orquídeas en casa y han comenzado a perder su fuerza y belleza, hoy te presentamos unos sencillos trucos para que puedas cuidarlas adecuadamente y decorar tu casa con ellas.

orquidea

Hoy en día es muy frecuente que las orquídeas invadan nuestros hogares. Se han puesto realmente de moda y es fácil encontrarlas en innumerables tiendas incluso, en el supermercado. Estas flores se han convertido en un regalo muy apreciado. Cuando las compramos o nos las regalan son realmente preciosas, y pueden dejar boquiabierto a cualquiera. Quizás por su belleza son también uno de los regalos más habituales de visitas que te aprecian. Sin embargo, las orquídeas pierden su floración con el paso del tiempo y, con ella, se va buena parte de su belleza.

Conocer los cuidados que requieren las orquídeas y proporcionárselos en los tiempos justos es clave para que se mantengan bonitas. Si no lo logras, puede que la que acaba de estrenarse en tu jardín o en el interior de tu casa no vuelva a florecer más y acabe por secarse. ¿No quieres que te pase? Pues entonces presta atención a los consejos que te damos a continuación para que tus orquídeas estén más bonitas que nunca.

¿Cómo cuidar las orquídeas?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta, es el hábitat natural de las orquídeas. Estas plantas viven en las ramas de los árboles con las raíces al aire y obtienen los nutrientes para alimentarse del agua de la lluvia. Pero, en las zonas en las que se dan, por las condiciones climáticas que tienen, también se secan rápidamente. Esto es importante para intentar proporcionarle a las tuyas un hábitat lo más parecido al suyo natural para conseguir que se mantengan en floración y estén radiantes. Cuando compras las orquídeas, éstas vienen en un recipiente con las raíces comprimidas. El problema de este empaque está en que si el recipiente no drena bien el agua y las raíces no pueden secarse durante los diferentes riegos, la planta terminará por enfermar y, finalmente, morirá.

El riego debe realizarse con agua embotellada, pues no soportan las aguas duras y con demasiados minerales. Si es posible, también puedes sacar tus orquídeas interiores al exterior los días de lluvia y de ese modo aprovechar el agua natural para regarlas. Por otro lado, para conseguir una floración abundante es necesario un aporte extra de nutrientes. Existen abonos específicos para orquídeas que pueden solucionarte este punto sin complicaciones. Tan solo debes seguir las instrucciones que te marquen en el envase.

Importancia de la luz

Otro factor a tener en cuenta en el cuidado de las orquídeas es la luz. La mayoría de las orquídeas necesitan mucha luz, pero no toleran el sol directo. En la naturaleza reciben la luz de manera indirecta a través de los árboles en los que se encuentran y esto marcará su comportamiento también en el hogar. Si una orquídea no tiene luz suficiente se le puede provocar la falta de floración, tallos frágiles y hojas que amarillean hasta caerse.

El sustrato que elijas

El sustrato adecuado para las orquídeas está compuesto de corteza de pino o abeto y una mezcla de fibras vegetales como la fibra de coco. Para mejorar el drenaje se puede utilizar piedra pómez, arcilla y perlita, que no es más que poliestireno expandido en forma de bolitas blancas que impiden que el sustrato retenga el agua. No debemos utilizar nunca sustrato vegetal en el caso de esta especie vegetal porque no va a florecer y es probable que termine muriendo.

Enfermedades de las orquídeas

Las orquídeas, al igual que las demás plantas, padecen enfermedades. Sin embargo, en el caso de esta especie vegetal es fácil combatirlas de manera natural. Al menos las más comunes. En realidad, lo que necesitas es probable que lo tengas en la cocina. Nos referimos a la canela. Debes espolvorear canela en las hojas dañadas por las bacterias y también en los tallos y hojas que estén llenos de agua. El alcohol empapado en un algodón nos ayudará a eliminar de las hojas insectos, ácaros y cochinillas. Este ingrediente también es útil en ataques de bacterias.

Cabe destacar como curiosidad que las orquídeas no solo son decorativas. De hecho, existe una orquídea que utilizamos habitualmente en cocina. ¿No tienes ni idea de qué estamos hablando? Pues nos referimos a la vainilla. Su flor no es demasiado espectacular, pero su fruto en forma de palos negros y brillantes sí que es mundialmente reconocido.

¿Ya has pensado en poner en marcha estos trucos para mejorar las orquídeas que tienes en casa y que estén más bonitas?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...