El ciclamen: una planta imprescindible para tu hogar en invierno

¿Te encantan los balcones con flores y crees que en invierno es imposible tener uno? Eso ocurre porque no conoces a una planta que cuando mejor florece es en esta época. Hoy te hablamos del ciclamen.

ciclamen

Cuando llega septiembre y la calidez y la luz del sol pierden su intensidad, nuestros jardines y balcones también pierden parte de su belleza. Notarás como a algunas plantas empieza a faltarles el calor y la luz necesarias para su completo desarrollo y, sobre todo, no se verán tan bien como en otras épocas del año. Incluso algunas, morirán. Llegado este momento es necesario reponer con nuevas plantas que soporten bien el frío y la falta de luz. Y una de las plantas más adecuadas para esto es el ciclamen, el cual proporcionará a nuestros balcones o jardines el color y la luz que nos falta en los meses invernales.

Su nombre ciclamen o cyclamen deriva de un vocablo griego que significa círculo, lo cual hace alusión a un fenómeno curioso. Los tallos que sostienen las cápsulas con las semillas se van enroscando sobre sí mismos hacía arriba, de manera que una vez que las semillas están maduras caen necesariamente en tierra. La planta de ciclamen crece desde un tubérculo o bulbo similar a una patata del cual surgirán raíces, tallos, hojas y flores. Los colores de sus flores y la forma de sus hojas puede variar según las especies. Normalmente desarrollan sus hojas en otoño y las flores llegan a su esplendor durante el invierno, una vez llegada la primavera adormecen hasta que una vez llegado el otoño comienzan su nuevo ciclo de vida. ¿Todavía no conoces el ciclamen?

Cuidados necesarios para el ciclamen

Como ya hemos dicho es una planta que prefiere el frío, por eso, sí queremos aprovecharlo como planta de interior es muy útil sacarla por la noche a tomar el fresco y volverla a guardar por la mañana. Si la sembramos directamente en el jardín es necesario ubicarla en un lugar fresco preferiblemente debajo de algún árbol, pero debemos procurar que reciba una buena luz indirecta. No soporta los terrenos encharcados con lo que procura que no esté en un lugar en el que la lluvia vaya a ser la gran protagonista sino quieres que acabe muriendo y perdiendo su esplendor.

Sustrato ideal

El sustrato debe estar compuesto de una mezcla de tierra de jardín, turba y arena. Debe tener el suficiente drenaje y debe estar bien fertilizado.

Riego

Al ciclamen no le gusta la humedad, por eso para regarlo lo mejor es colocar un plato con agua y dejarla beber directamente desde abajo. Una vez notes que el sustrato está húmedo es preferible retirar el agua restante para evitar que se encharque.

Reposo

Cuando llegue la primavera tu planta comienza su periodo de reposo. Es por esa razón que notarás que pierde sus hojas y flores. Es el momento de sacar el bulbo de la maceta o del jardín, envolverlo en papel de periódico y guardarlo en un lugar fresco alejado del sol. Una vez regrese el otoño puedes volver a sembrarlo siguiendo los cuidados anteriores y ver como tu planta de ciclamen vuelve a nacer.

Ya ves, con solo unos pequeños cuidados puedes tener tus balcones y jardines floridos también en pleno invierno gracias al ciclamen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...