Frutales en tu propia casa

Producir fruta en tu propia casa es posible y sin necesidad de tener jardín, puedes hacerlo hasta en el salón. Plantas como las fresas y algunas variedades de árboles frutales autopolinizados como limoneros, higueras y olivos, de pequeño tamaño, permiten ser cultivados en cualquier lugar de la vivienda. Y de paso, decoran.

Cómo cultivar fruta en tu casa

¿Te imaginas poder cultivar frutales en tu propia casa? “¡Pero si vivo en el quinto piso de un edificio, que ni siquiera tiene jardín propio que me permita solicitar un trocito para plantar un árbol?” Pues a eso me refiero precisamente a cultivarlos en tu propio piso; no necesitas parcela, solo es necesario cuidado y dedicación. Desde higos hasta limones, pasando por fresas y olivas.

Basta con que alargues la mano para coger y consumir frutos orgánicos, libres de pesticidas. Pero para tener un huerto casero necesitas un lugar con buena iluminación solar y una regadera para que tus cultivos no pasen sed. El sitio elegido puede ser el salón, te aseguro que les encanta escuchar y ver la tele. Si tienes balcón, también les gusta retozar al aire libre.

No todas las frutas vienen de los árboles

No todas las frutas proceden de los árboles. Las hay que se producen en tierra, como las fresas. Gracias a su pequeño tamaño son ideales para el cultivo doméstico. Necesitan temperaturas superiores a los 8ºC e inferiores a los 25ºC y abundante agua y luz solar, aunque tampoco requieren necesariamente sol para crecer.

Los plantones de fresas, pequeñas plantas preparadas ya para ser trasladas a un contenedor mayor (como farda esto, pero me refiero a una maceta), los puedes comprar en cualquier vivero que se precie un poco.

La fresa no necesita recipientes muy profundos para desarrollarse, le bastan macetas a partir de 10cm de altura y todo lo largo y ancho que quieras; son plantas aptas para ponerlas en cualquier ventana de la casa o crear con ellas un jardín vertical. Venden macetas ya preparadas para ello.

Entre planta y planta deja una distancia de unos 20cm o un poco menos y cuida especialmente el drenaje de los recipientes, pues les perjudica el exceso de humedad, aunque necesiten riego abundante y frecuente. Puedes disfrutar de fresas durante todo el verano y su color rojo milenium es de lo más decorativo.

Frutales de salón

Hay tres árboles, que seguro que te sorprenderán, que puedes cultivar en tu propio salón. Será un placer para ti poder recoger sus frutos.

El limonero

Del rojo milenium al amarillo y verde limón y de las plantas a los árboles, a los pequeños árboles de salón, como los limoneros que pueden ser cultivados tanto en casas como en apartamentos, en su variedad Meyer que se autopoliniza y no necesita demasiado calor para que madure su fruto.

Cuando acudas al vivero para comprar el limonero selecciona un árbol que tenga dos o tres años, eso garantizará que dé frutos en menos tiempo. Plántalo en una maceta redonda y grande, con buen drenaje y un estrato ligeramente ácido. Deja que la tierra se seque completamente antes de regar. También necesita bastante humedad en el aire, pero la puedes simular simplemente rociándolo regularmente con agua de una botella con difusor.

Coloca el árbol en el lugar más soleado que tengas, pues necesita mucha luz solar, de 8 a 12 horas cada día y agradecerá un poco de aire fresco si el verano resulta muy cálido. Su temperatura ideal es la que oscila entre los 12ºC y los 21ºC. Una vez que tu limonero haya dado frutos, retira ⅔ de estos y deja el otro tercio madurar pacientemente pues necesitan más de seis meses para conseguirlo, durante todo ese tiempo tienes decoración asegurada.

La higuera

Otro frutal óptimo para tu casa es una higuera; como lo oyes, o mejor, como lo lees. Pero no una higuera cualquiera sino una de la variedad Turquía Marrón (también conocida como Negro Largo o Ubique Noire), que tolera una poda fuerte, se autopoliniza al igual que el anterior limonero y puede prosperar en el interior.

El tamaño de la maceta que elijas va a repercutir en el tamaño y la producción del árbol (cuanto más grande más fruta y si necesitas que la higuera se quede pequeña ponla en una más reducida). Se debe regar la planta al menos una vez por semana, hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje y podarla bien cuando alcance el tamaño que desees. La poda es fundamental para frenar su crecimiento.

El olivo

Si te ha sorprendido que una higuera pueda ser cultivada en casa, quizá te sorprenda más todavía saber que también un olivo puede ser cultivado. Son plantas que conllevan muy pocos cuidados en comparación con otros árboles frutales, pero es recomendable que reciban luz, por lo menos, seis horas al día y situarlos junto a una ventana con orientación sur pero sin que les dé el sol directamente.

No todos los olivos de interior dan fruto, hay algunos que sólo son ornamentales. Por lo tanto tienes que elegir una variedad Arbequina, que es de crecimiento lento o un Picholine, que es más vertical. Estos olivos son autopolinizadores y muy prolíficos, producen varios kilos de fruta al año. No necesitan ser regados regularmente, sólo cuando la zona superior de la tierra se haya secado y requieren de menos riego en otoño e invierno que es cuando se toman un descanso natural.

Si te decides por el cultivo de alguno de los árboles frutales espero que tengas suerte, pero procura no sestear debajo de ellos, no sea que te quedes sopa y compruebes directamente sobre tu cabeza la ley de la gravedad descubierta por Newton, que de un limón a una manzana no hay demasiada diferencia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...