Crea tu propio huerto urbano en el balcón

Una opción urbanita y sencilla que nos posibilita tener hotalizas y verduras propias

Los urbanitas lo tenemos difícil en esto de estar apegados a la naturaleza. Algo tan de moda últimamente pero tan imposible de conseguir viviendo en un pequeño apartamento con vistas al asfalto. Y es que no todos contamos con enormes y frondosas terrazas, o con cabañas en el campo en las que resguardarse de la contaminación y el ruido. Vamos, que los más pringados no tenemos ninguna posibilidad de disfrutar de la naturaleza y de los regalos que ésta nos ofrece… ¿o nos equivocamos? Hay una opción humilde pero muy efectiva a la que cada vez se apunta más gente, y es la de utilizar ese pequeño balcón donde colocamos la fregona y el cubo para algo mejor y mucho más lúdico. Hablamos de los huertos urbanos, una opción que, además de resultar divertida y oxigenar nuestro piso, puede dar ese toque verde que tanto le falta a nuestro hogar.

¿Tomates en medio de la urbe?

Lo primero que debe saber un iniciado en esto de los huertos urbanos es que el trabajo no será fácil. Evidentemente, el balcón de un apartamento no es el lugar idóneo para que crezcan las hortalizas más sabrosas y vistosas, pero con una buena información y con algo de paciencia iremos consiguiendo grandes logros. En centros comerciales dedicados al hogar y el bricolage encontrarás todo lo que necesitas para empezar a plantar tus semillas: maceteros, tierra para plantas vitaminada, herramientas, semillas… Una de las opciones más a la última es la de la mesa de cultivo para huerto urbano. Atendiendo a las demandas de muchos urbanitas, el mercado dispone de cómodas mesas con compartimentos en los que cultivar diferentes hortalizas, hierbas o verduras. Depende del espacio del que dispongas.

Cuando tengas todo lo necesario debes plantearte las condiciones de las que dispones. Ello, claro está, siendo realista. Si tu balcón da al interior y nunca ve la luz del sol… tenemos un serio problema. Si es exterior, depende de la orientación del mismo podrás optar por unos frutos y otros. Por lo pronto, siempre es conveniente que los cultivos reciban 5 ó 6 horas de sol al día, mejor si es luz directa. Si en verano dispones de este tiempo mínimo, ya estás preparado para empezar. ¿Qué podemos plantar en un huerto urbano? Desde lechugas, espinacas, tomates hasta acelgas, berenjenas, ajos, cebollas, pepinos… Elige dependiendo de tu paciencia, pues no es lo mismo plantar una tomatera, que tarda meses en crecer y dar fruto, que una lechuga o una rabanera, mucho más rápidas.

Por lo demás, es un proceso bastante sencillo. No te olvides de regar convenientemente los cultivos y solo justo lo que necesitan: ni más ni menos. Lo más trabajoso de crear un huerto urbano es empaparte de las necesidades de cada hortaliza o verdura. Una vez observes los primeros brotes… ¡lo más difícil ya está hecho! Solo sé constante y no te desanimes.

Si quieres obtener información, son muchos los urbanitas que disponen de blogs consagrados exclusivamente a sus huertos urbanos. Aprende de sus errores y mucha suerte.

Foto por JaulaDeArdilla en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...