Identificar y acabar con el pulgón en las plantas

El pulgón es uno de los insectos que más veces vemos en nuestras plantas. Hoy vamos a enseñarte a identificarlo y también a combatirlo.

pulgon

Las plantas de interior y de exterior pueden sufrir a lo largo de sus vidas diferentes plagas que acaban con ellas. Identificarlas es un paso clave a la hora de protegerlas, cuidarlas y recuperarlas. Hoy en nuestro apartado dedicado a la jardinería queremos hablarte de una de las infecciones más habituales, que en este caso es producida por un insecto. Se llama pulgón y a continuación te describimos cómo actúa y que puedes hacer para eliminarlo de tus plantas y que vuelvan a recuperar el esplendor que tenían antes de que apareciese este bicho.

El pulgón ataca a la planta para alimentarse de su savia. Por lo tanto, las plantas que están infectadas con éste, presentan debilidad en las hojas, y los nuevos brotes aparecen deformados a causa de esto. También notaremos que en la época de la floración, ésta disminuye o desaparece, ya que la planta se ha debilitado de forma importante. Sin embargo, esto no es lo más grave que puede hacerle un pulgón a nuestras plantas. El insecto, puede hacer que la planta enferme, ya que transmite enfermedades que pueden tener otras al moverse de una a las demás.

No es fácil reconocer a los pulgones. Aunque algunos de ellos son de colores oscuros, muchos tienen un color muy similar al de la planta de la que se alimentan, por lo que terminan confundiéndose con esta. Si la planta que crees que está infectada es de interior, prueba a cogerla y sacudir sus hojas poniéndola boca abajo en caso de que sea de pequeño tamaño. Sino, sacude bien las hojas en la propia maceta y puede que con un poco de suerte te encuentres con ellos. Eso sí, ten en cuenta que se adhieren a la planta, con lo que no encontrarlos no significa que no estén ahí.

Y ¿qué hacemos si nuestras plantas tienen pulgón? Pues lo que hay que hacer es darles un tratamiento fitosanitario para acabar con ellos. La mejor época para llevarlos a cabo es la primavera o el invierno, y debemos aplicarlo o bien temprano por la mañana o bien al atardecer, esto es para que el sol directo no influya directamente en la aplicación. Las dosis dependerán del fabricante, y encuentras el proceso en las etiquetas de los productos que compres. Te recomendamos seguirlos al pie de la letra, y recordar que en este tipo de tratamientos no es conveniente echar más, porque no será mejor, tirarás dinero y puede que le causes daño a la planta.

Imagen: Luis Pérez

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...