Jardines, ¿cuál es tu estilo?

Como sucede con nuestros hogares, cuartos o dormitorios, los jardines también pueden seguir una línea decorativa, respetando un determinado estilo. Los jardines árabes, los japoneses, el francés y el ingles son algunos de ellos. En este post nos ocuparemos de conocer las ideas principales de estos tipos de estilos decorativos, para que elijamos el que más representa a nuestros gustos y costumbres, y de esa forma planificar nuestro jardín según dichas características.

Jardines, ¿cuál es tu estilo?

En muchas y diversas oportunidades nos hemos ocupado de hablar de los distintos estilos decorativos por los que podemos optar al momento de decorar nuestros hogares. El último que hemos analizado es el estilo exótico, un estilo que nos invita a conocer lo más profundo de las costumbres africanas, entre otras cosas. Sin embargo, los distintos estilos no están solamente vinculados a la decoración de un hogar, un cuarto o un determinado ambiente, los jardines también pueden ser diseñados según nuestros gustos y referencias, siguiendo una línea determinada.

A partir de ello, hoy haremos una introducción a distintos estilos con los que podremos diseñar y planificar la decoración de nuestros jardines. Nos referiremos a los jardines árabes, los japoneses, el francés y el ingles.

En el caso del jardín árabe, estos suelen tener formas geométricas, concebidas como una sucesión de espacios cerrados, en donde nos encontraremos con mucha presencia del agua, presente generalmente en estanques y acequias, convirtiéndose en uno de los elementos decorativos más representativos. El jardín árabe suele utilizar azulejos, cerámicas, bancos y estanques de colores vivos.


El jardín japonés, en cambio, está muy vinculado a la cultura oriental, como bien imaginarán. Suelen tratarse de jardines cerrados, más bien aislados del exterior, con cercas de madera y arbustos como elementos importantes. La utilización de rocas, que representan montañas o islas también es un lugar común en los jardines japoneses, acompañadas por arena o grava blanca en su alrededor. Entre la vegetación, también presente en este estilo, el bambú, los rododendros, azaleas, lirios, crisantemos, viñas ornamentales o cerezos son los más destacados.

Por parte del jardín francés, el mismo tiene como gran protagonista a las flores y los setos. Plantas como el cedro, la azalea o el ficus benjamín suelen estar presentes, en un ambiente en el que también se destacan las fuentes, esculturas, estanques y pérgolas. Los senderos, de gravilla, están bordeados de coníferas y otros árboles con copa recortable.

Por último, el jardín inglés. Se trata de un espacio irregular, que cuenta con caminos tortuosos y una vegetación distribuida de forma desordenada con la que se busca imitar una imagen natural. Rocas, estatuas y bancos, al igual que sucede en el estilo japonés, también forman parte de la decoración.  Las irregularidades de las que hablábamos anteriormente se exaltan.

En fin, algunas ideas que nos permitirán darle un estilo a nuestro jardín, adecuándolo a nuestros gustos y costumbres.

Fuente: Consumer

Foto: Jardín por Picasaweb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...