Jardines informales

Dentro del abanico de posibilidades con el que resulta posible ambientar un jardín nos encontramos con los denominados jardines informales. Nos referimos específicamente a aquellos que recuerdan las casas de campo y que, a decir verdad, están ganando cada vez más popularidad, sobre todo porque no requieren tanto cuidado como las otras clases de jardines. En este post, Características de un espacio que no necesita de muchos cuidados.

En la decoración uno tiene muchas alternativas a la hora de decorar ambientes: estilos más clásicos, contemporáneos, minimalistas o rurales. Cuando de las habitaciones de la casa pasamos hacia al jardín, la situación sigue siendo prácticamente la misma, ya que, si bien no podremos encontrar tanta variedad como en otros espacios, también resulta posible decorarlo de diferentes formas.

Jardines informales

Dentro del abanico de posibilidades con el que resulta posible ambientar un jardín nos encontramos con los denominados jardines informales. Nos referimos específicamente a aquellos que recuerdan las casas de campo y que, a decir verdad, están ganando cada vez más popularidad, sobre todo porque no requieren tanto cuidado como las otras clases de jardines. Teniendo en cuenta la poca disponibilidad de tiempo con la que cuentan la mayoría de las personas, este resulta un factor fundamental.

Si vamos a comenzar desde cero, lo recomendable es empezar el proyecto con un suelo bueno, rico y orgánico en donde las plantas puedan llegar a crecer con fuerza, transformarse en grandes ejemplares sin la necesidad de estar poniéndoles agua constantemente.

Al momento de comenzar a cultivar las plantas, lo que debemos hacer es asegurarnos de posicionarlas con cuidado, ya que uno de los aspectos fundamentales de esta clase de jardines es seleccionar bien el lugar donde colocaremos cada uno de los ejemplares para que al momento de crecer lo hagan con fuerza, como ya mencionamos, y queden colocadas en buena posición de acuerdo al aspecto que buscamos darle.

En este contexto, otra cosa importante es seleccionar flores y plantas muy fuertes que, como ya venimos insistiendo, no nos genere la necesidad de estar constantemente pensando en ellas. Cuanto más colores, mucho mejor.

También es una buena idea cubrir el suelo con hojas y otros elementos orgánicos con el objetivo de mantener húmeda la tierra y prevenir que las hierbas crezcan bien. A medida que estos elementos se empiecen a descomponer, el suelo irá mejorando.

Por último, en los jardines informales también podemos hacer senderos de diferentes materiales y formas. Una idea es utilizar gravilla o un manto de hierba y delimítelos con troncos, creando senderos de diferentes formas, de acuerdo a las dimensiones y la distribución del espacio. Algunos pueden proponer un recorrido por todo el verde de nuestro jardín, otros pueden llevarnos y traernos de una zona de descanso, donde podemos colocar una mesita y varias sillas. En fin, las posibilidades son muchísimas, solo hay que dejar volar la imaginación.

Foto│ Antonio Tajuelo
Vía│okdecoracion

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...