Prevención y tratamiento de plagas en las plantas: el pulgón

El pulgón es una de las plagas más mortíferas para muchas especies de plantas. Sin embargo, si estás atento a su detección, podrías impedir que acabe con ellas con el tratamiento adecuado.

pulgones

Cuidar las plantas de jardín y del interior del hogar es algo que resulta bastante complicado a veces. Sobre todo cuando tenemos problemas con insectos y hongos que acaban por hacer que mueran sin remedio. En realidad, es importante conocer el origen de la enfermedad de las plantas en cuestión para poder tratarlas adecuadamente. Teniendo en cuenta que los pulgones son uno de los insectos más habituales en muchas especies, hoy queremos enseñarte a detectarlos y a tratarlos. Además, si eres de los que piensa que también en jardinería es mejor prevenir que curar, entonces te explicamos cómo puedes lograrlo.

El pulgón puede atacar a prácticamente cualquier especie aunque resulta más habitual encontrarlo en rosales, frutales y coníferas. En ocasiones, también puedes encontrarte con este insecto en las plantas más propias de la huerta. Resulta muy destructivo porque se suele mover en colonias, las cuales si no se detectan y se eliminan a tiempo pueden acabar con la vida o debilitar considerablemente a muchas de las plantas que tiene tu jardín. Pero, ¿sabes realmente detectar y tratar pulgones? A continuación te damos las claves.

¿Cómo sé si mis plantas tienen pulgón?

Aunque puede parecer una misión compleja, lo cierto es que localizar el pulgón en las plantas no es algo que resulte demasiado complicado. Además de por el hecho de que no suele atacar solo, sino que lo hace en colonias, en los brotes más verdes de las plantas y en la parte de atrás de las hojas resulta generalmente visible. Y ¿cómo son los pulgones? Los pulgones pueden moverse entre dos tonalidades bien diferentes entre sí. De hecho, resulta bastante habitual que sean de color verde, lo que hace que esta especie sea más compleja de distinguir en las plantas porque se camufla con el color natural de ellas. Pero, también hay pulgones de color negro, mucho más fácilmente localizables.

El pulgón también puede ser localizado por el rastro que deja cuando pasa. De hecho, este insecto, cuando cambia de un lugar a otro deja una especie de rastro azucarado al que frecuentemente acuden las hormigas. Resulta además bastante curioso el hecho de que, gracias a ello, puede hacer que sean las propias hormigas las que le transporten de un lugar a otro facilitándole el movimiento y permitiéndole una más rápida expansión. Así que, si tienes una colonia de hormigas que siguen un rastro que parece azúcar, deberías preocuparte porque es un signo de que hay pulgones en algún sitio.

¿Cómo y cuándo debo tratar el pulgón?

El pulgón es un insecto que se debe tratar con fitosanitarios específicos nada más es detectado. Aunque el tratamiento debe aplicarse según lo que recomiende el fabricante, lo ideal es utilizarlo durante los meses de primavera y verano, que es cuando más presencia suele tener y siempre mejor a primera hora del día o al atardecer. Elegir estos momentos supone hacerse con las mejores condiciones climáticas para que las plantas asuman el tratamiento y puedan de esta manera deshacerse de la plaga. Sin embargo, en zonas de gran humedad como por ejemplo en Galicia, es más recomendable la opción de la mañana para evitar que el rocío acabe lavando la planta y deshaciendo buena parte de la acción del producto.

Algo importante que en muchos casos no se tiene en consideración es el hecho de que el tratamiento para tratar y eliminar pulgones no resulta nunca preventivo. Eso quiere decir que no servirá de nada rociarlo en las plantas si no hay realmente pulgones. Más bien, se obtendrá el efecto contrario porque los insecticidas pueden debilitar las especies vegetales y si no hay ningún problema de insectos que tratar resulta contraproducente causarles ese daño.

¿Se puede prevenir el pulgón?

Si hemos comentado que el tratamiento específico para acabar con el pulgón de las plantas no es preventivo ¿significa eso que en realidad no se puede prevenir bajo ninguna circunstancia? En realidad, no. Lo cierto es que los pulgones sí se pueden prevenir con algunos productos que se venden en tiendas especializadas. Además, existen métodos naturales que te ayudarán también a mantener este insecto fuera de las especies vegetales de tu jardín. ¿Cuáles? A este respecto debes saber que los insectos que se alimentan de pulgones son las mariquitas y crisopas. Si ellas están cerca, estarás a salvo de esta especie que puede arruinar tus plantas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...