Recuperar las plantas después del verano

Durante el verano, el sol, las plagas y la compactación del suelo suelen dañar fuertemente a las plantas y el pasto. Es importante que conozcamos las formas de poder recuperarlas una vez termine la temporada de calor extremo. Algunos consejos para realizar la tarea nunca vienen de más, en este objetivo constante que tenemos de que nuestros jardines estén cada día más cuidados.

Recuperar las plantas luego del verano

Al mejor estilo de los locales comerciales de ropa, que en plena temporada veraniega nos empiezan a ofrecer la gama de indumentaria de inviernos, hoy yo, en pleno verano, quiero enseñarles a recuperar las plantas dañadas luego del calor.

Es que es importante que comencemos a tener en cuenta los materiales que necesitaremos, como así también las herramientas, para que en el caso de que no podamos hacer el gasto de una sola vez, podamos ir pensando en adquirir, desde ahora hasta la llegada de la nueva estación, todo aquello necesario para lograr recuperar a las plantas de nuestro jardín.

El sol, las plagas y la compactación del suelo en el verano, a pesar de que no en vano las reguemos con frecuencia, suelen afectar a las plantas del jardín, razón por la que les propongo los siguientes consejos:

Uno de los problemas puede ser el de la deshidratación de las plantas. Para ello lo primero que haremos es horquetear la tierra.

Descompactaremos el suelo de macizos y plantas de maceteros, de modo que la tierra quede suelta y mullida. Luego sacaremos las piedras en exceso, aunque procuraremos dejar algunas para mejorar el drenaje. También agregaremos una capa de tierra de hoja, con el objetivo de renovar los nutrientes y aumentar espacio para las raíces.

Lo siguiente será renovar nutrientes. Para ello echaremos humus de lombriz a la tierra. Se trata de un abono orgánico que aporta nutrientes hormonas enraizantes naturales y mejora la retención de la humedad, el cual tendremos que remover con la ayuda de una pala.

Luego aplicaremos bioestimulantes a las plantas, el cual prepararemos y aplicaremos según las indicaciones que aparezcan en el frasco, ya que según el fabricante puede ser distinto .

También será importante recuperar el pasto.

El primer paso será horquetear, descompactando el suelo con una horqueta o rodillo aireador. A continuación realizaremos el drenaje, el cual podemos mejorar, al igual que la textura de la tierra, con arena de lampa, la cual esparciremos al voleo por toda la superficie.

El siguiente paso será el de abonar. Aplicaremos fertilizante para pasto al voleo, con el objetivo de revitalizar y favorecer el crecimiento. Finalmente regaremos, después de aplicarle fertilizante, evitando los charcos.

Un consejo a tener en cuenta es que al finalizar el verano el pasto debe tener una altura de 4 a 5cm, lo que le permitirá proteger el cuello y las raíces del calor excesivo y/o del frío de las mañanas.

Fuente: Hagaloustedmismo

Foto: Picasaweb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...