Tipos de macetas

Las macetas cobran un mayor protagonismo con la llegada del calor, esto es porque los lugares donde ellas se lucen son más visitados. Claramente nos referimos a los jardines y terrazas. Por ello conoceremos los distintos tipos de macetas que existen y cuales son sus ventajas y desventajas.

Con la llegada del calor uno pasa más tiempo al aire libre. Los jardines y las terrazas comienzan a tomar un mayor protagonismo en las viviendas y se convierten, de este modo, en lugares especiales. Por ello, es necesario prestar más atención en estos sitios y tenerlos bien bonitos para pasar un momento sumamente agradable.

Macetas de barro, un tipo de macetas

Uno de los elementos que nos ayudará a tener esos espacios más cuidados y presentables son las macetas. Y si nos referimos a ellas, lo cierto es que existe una extensa variedad de tipos de macetas, las cuales sirven para contener a toda la gran variedad de plantas y flores que tenemos a disposición.

La elección de una maceta u otra no pasa solamente por el tipo de planta que se vaya a poner, sino también por el gusto de la persona. A modo de ejemplo, una planta chica necesita una maceta chica o una maceta que pueda recibir la cantidad de agua necesaria para dicha planta; si es muy grande la maceta y se acumula agua se corre el riesgo de que la planta se ahogue. Luego de tener en cuenta ese punto, se debe elegir entre los distintos tipos de macetas, ya sea por el material, la forma y los colores.

El material con el que están hechas las macetas es el rasgo más importante. Aquí debemos considerar los siguientes tipos de macetas:

Macetas de barro: Son realmente muy lindas pero pesan bastante y son muy frágiles. El mayor inconveniente de esta maceta se hace presente enlos lugares de clima cálido, dado que se secan muy rápido porque las paredes son porosas. Si se escoge un Cactus u otras suculentas, esta maceta es muy favorable, no así para otras plantas.

Macetas de terracota: Éste es un material natural y muy atractivo. Su contra es que se rompe fácilmente y, salvo que tengan protección para el frio, este tipo de macetas se rompen de forma muy fácil. Vale destacar que en el mercado se encuentran macetas de terracota de distintas calidades.

Macetas y jardineras de plástico o de resina: Son las macetas más económicas, resistentes, de fácil limpieza e incluso pesan poco. Existen imitaciones de barro y terracota que pueden ser una gran elección. El inconveniente aquí es la estética y el sol. Esto porque al ser de plástico no lucen mucho y porque el sol las decolora.

Macetones y jardineras de madera: Este es un tipo de macetas ideal para los amantes de lo rustico y de lo cálido. Eso sí, necesitan que se les pase un barniz para impermeabilizarlas y otro producto para que se conserve la madera.

Macetones de piedra u hormigón: Si bien son macetas muy pesadas, son las más duraderas.

Vía| Infojardin
Foto| Jonaycp

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...