¿Cómo puedo presentar una demanda por los gastos de mi hipoteca?

Una sentencia del Tribunal Supremo, de 23 de diciembre de 2015, declaró abusivas y nulas, las cláusulas que imponían dos bancos al formalizar hipotecas obligando al prestatario al pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo hipotecario, por lo tanto pueden reclamarse. Te decimos cómo.

Puedo reclamar los gastos de mi hipoteca pero, ¿cómo?

El Tribunal Supremo declaró, en diciembre del 2015, abusivas las cláusulas con las que algunos bancos, como el Popular y el BBVA, imponían a sus clientes el pago de todos los gastos de formalización de hipotecas, cuando deberían asumirlos los bancos, al menos una parte de ellos, ya que las entidades bancarias son las interesadas en registrar la escritura hipotecaria.

Los gastos se refieren, por lo tanto, a los gastos que conlleva la formalización de un crédito hipotecario: gastos de registro y notaría y el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Estos gastos no tienen nada que ver con otros litigios como los que afectan a las cláusulas suelo. Si quieres saber como puedes hacer para reclamarlos, sigue leyendo este artículo.

Gastos indebidos de la hipoteca

Cuando se firma una hipoteca, aparte de lo que te cueste la casa que vas a comprar, hay que contar con un plus de gastos provenientes de los pagos al notario, al registro y del impuesto de Actos Jurídicos Documentados. La cantidad de este último varía en función del dinero solicitado al banco y también de la comunidad autónoma en la que se haga la operación, y suele oscilar entre un 0,5% y en 1,5%. En cualquier caso, sumando los tres conceptos: notaría, registro e impuesto, se trataría de varios cientos de euros, incluso miles, por cada hipoteca formalizada.

La sentencia 705/2015, de 23 de diciembre, del Tribunal Supremo declaró abusivas y nulas las cláusulas que imponían los bancos al formalizar hipotecas obligando al prestatario al pago de todos los gastos, tributos y comisiones derivados del préstamo hipotecario.

En concreto, este fallo se refería al BBVA y al Banco Popular pero casi todas las entidades financieras tienen cláusulas similares, si no idénticas, por lo que se podría reclamar a los servicios de Atención al Cliente de cualquier banco para que se aplique la misma doctrina si la cláusula es similar.

Si las cláusulas de imputación de gastos son iguales, el proceso judicial debería acabar de la misma manera. Por lo tanto, obligar al consumidor a liquidar, va a afectar a la reputación de las entidades financieras, que, además no pueden escudarse en que los clientes sabían lo que firmaban, ya que la sentencia del Supremo no se basa en que hay defectos de información sino en que esa práctica está completamente prohibida por la legislación española, por lo que siempre es nula.

Reclamación de los gastos de formalización de hipotecas

Hay en marcha varias campañas para reclamar estos gastos de formalización de la hipoteca. Por otra parte, algunos bancos como BBVA, Banco Santander, CaixaBank, Banco Sabadell, Bankia e Ibercaja ya habrían modificado sus cláusulas para asumir parte de estos gastos, aunque todavía no lo han comunicado oficialmente.

Cómo presentar la reclamación correspondiente

El primer paso es acudir al defensor del cliente de la entidad bancaria correspondiente, con quien se contrató el préstamo hipotecario, pidiendo la devolución de los gastos de formalización en base a la aplicación de los principios de esta sentencia del Tribunal Supremo que declara abusivas las cláusulas que imponen todos los gastos de formalización.

Transcurridos dos meses desde dicha reclamación, haya contestado o no el Servicio de Atención al Cliente, y siempre que la respuesta, en caso de haberla, haya sido negativa (casi con toda seguridad), se podrá proceder a interponer la correspondiente demanda judicial, ante el partido judicial del domicilio del prestatario o deudor o del domicilio social del Banco, indistintamente. Solicitando en la demanda que se plantee, la nulidad de la cláusula por abusiva, y la restitución de los gastos abonados como consecuencia, los cuales deberán ir perfectamente documentados con sus respectivas facturas. Atención que se reclaman los gastos referidos a la formalización de la hipoteca, y no de la compraventa del inmueble.

El tipo de procedimiento que se ha de interponer, requerirá la intervención de Abogado y Procurador, lo que te va suponer el desembolso de ciertas cantidades de dinero que recuperarías una vez ganado el pleito, en el caso de que lo ganes.

Siempre que el banco te ofrezca algún tipo de oferta, es recomendable que te asesoren porque hay riesgo de un doble engaño, el que ya hicieron con la cláusula abusiva y el que te pueden hacer en el arreglo que te ofrezcan.

En principio, el consumidor dispone de un plazo de 5 años para reclamar la devolución de esas cantidades, contados a partir de la sentencia del Supremo, incluso aunque se hubiera terminado de pagar toda la hipoteca. Para aquellas hipotecas que se encuentren todavía vigentes, es de cuatro años a contar desde el día siguiente a la fecha de la Sentencia del Tribunal Supremo, es decir, dicho plazo finalizará el 24 de diciembre de 2019.

Muy distinto es el tiempo que tengas que esperar para obtener una resolución judicial sobre la reclamación presentada. En España la justicia, ya lo sabes, va muy lenta. Un plazo aproximado podría ser entre 12 y 18 meses, pero depende mucho del lugar dónde vivas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...