Cojines de lana para este invierno

Forra tus cojines con tejidos de lana para que te hagan compañía este invierno y no pases frío en el sofá: podemos adquirirlos por 60 euros o probar a hacerlo nosotros mismos.

Cojines de lana

Hace frío. Definitivamente ha llegado el otoño, y más que el otoño se ha adelantado el invierno. La nieve y el aire controlan ya gran parte del país y en las casas empiezan a brillar chimeneas en lo alto de los tejados. Algunos todavía pueden echar mano del uso de calefactores o estufas eléctricas para calentar el hogar, pero muchos nos apretamos el cinturón con eso del “ahorro energético” y buscamos rebajar la factura a final de mes, así que buscamos otras fuentes de calor que no nos supongan ningún gasto: una buena manta térmica, alfombras en el suelo, o, por qué no, cojines hechos de lana.

Esto es lo que os traigo hoy, inspirado en las fotografías de Pottery Barn, unos preciosos cojines de lana de diferentes colores muy vistosos que nada más verlos dan ganas de darles un achuchón. Qué mejor compañía en esta época del año que estos fantásticos almohadones para el sofá o para una cama de dormitorio. Nos transmitirá calor y mucho confort. Podemos adquirirlos a un precio de 60 euros por Internet, pero como se trata de un trabajo artesanal cualquiera de nosotros puede elaborarlo con un poco de lana y un poco de dominio en corte y confección. Seguro que muchos no tendrán ese dominio, pero siempre podemos recurrir a nuestra abuela que estará encantada de darle uso a su antigua máquina de coser y sus antiguas agujas de punto. Y si no tenemos esa suerte, no nos queda más remedio que echar mano de algún videotutorial. A estas alturas, en YouTube encontraremos de todo.

Salon con cojines

Con la lana podemos hacer diseños lisos muy simples o buscar una apariencia más lograda con diferentes diseños de trenzas y lazos, que siempre resultarán más bonitos cuando los coloquemos en nuestros respectivos cojines. Incluso podemos aprovechar antiguos jerseys y reciclarlos para nuestra obra de arte. Con todo, el color y el tejido de la lana ya serán suficientes para dotar al almohadón de una estética renovadora y sea como sea el diseño, nos proporcionará el mismo calor, que al fin y al cabo es lo que andábamos buscando. Una idea muy simple que puede proporcionarnos confort y bienestar en el hogar durante lo que resta de otoño e invierno, y que podemos seguir desarrollando y personalizando a nuestro gusto, apostando por otros materiales como el fieltro, la franela o la pana.

Fuente y fotos: PotteryBarn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...