Cómo pulir el parquet de casa

Aprende los cuidados específicos del suelo de parquet para mantenerlo limpio y brillante en el hogar, con materiales muy básicos de limpieza.

Calidez y confort, eso es lo que nos aporta el suelo de parquet en el hogar respecto a otros tipos de suelos que podemos instalar. Puede que optemos por colocar parquet en toda la casa o únicamente en alguna habitación concreta, como el salón. En cualquier caso, sea cual sea la superficie que ocupe, requerirá de unos cuidados especiales que debemos conocer y aplicar para una mantenimiento del mismo; no solo para que el parquet luzca bien limpio sino también para evitar dañarlo. Veamos qué necesitamos para pulir el parquet de casa:

Materiales

Nos bastará con cuatro materiales básicos: agua, algún limpiador de jabón, aceite de oliva y una fregona. Para un pulido casero, estos materiales serán suficientes para devolverle todo el color y brillo a nuestro suelo de madera.

Pasos

Lo primero que debemos tener en cuenta es que debemos evitar a toda costa que la suciedad se apodere de nuestro parquet… así que antes de pulir el suelo, tendremos que preocuparnos por limpiar a menudo el polvo bien con una mopa o mediante un trapito seco. Si disponemos de un cepillo de cerdas naturales, específico para el parquet, también podemos emplearlo con este fin. En caso de que haya partículas de suciedad podemos recogerlas incluso con un aspirador, y de esta forma evitaremos arrastrar el polvo por todo el parquet y posibles ralladuras.

Una vez quitada la capa de suciedad, aplicaremos agua. Pasaremos un trapo húmedo, pero no excesivamente mojado. Es muy importante que no limpiemos el parquet con abundante agua porque esto puede encharcar la madera e hincharla. La humedad es nuestra enemiga, así que es mejor aplicar el agua con un trapo o con una fregona bien escurrida y darle una única pasada. Este lavado no debe realizarse más de una vez a la semana. En el agua podemos verter cualquier tipo de producto de limpieza que sea específicamente fabricado para el cuidado del parquet o suelos de madera. A falta de este tipo de productos, podemos sustituirlo por un poco de vinagre para rescatar el brillo del parquet. Eso sí, tocará airear rápidamente la zona para que no se concentre un olor pestilente.

Respecto al aceite de oliva, cabe añadir que es recomendable aplicar una pequeña capa de aceite sobre el parquet cada dos o tres meses. Para esta tarea podemos ayudarnos con un trapo que esté limpio y arrastrarlo con los pies por toda la superficie. El aceite impedirá que la madera se reseque y que quede muy brillante. Actualmente, los parquets suelen estar ya barnizados y no requieren de cera como hacía años.

Finalmente, puedes perfeccionar el estado de tu parquet aplicando un limpiador jabonoso: un producto específico para la limpieza de los suelos de madera. Este producto se diluye en agua y se aplica con una fregona especial sobre el suelo. Con todos estos pasos, conseguirás que tu parquet esté totalmente limpio, hidratado, brillante y con una fresca fragancia.

Vídeo: Youtube

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...