Descubre la pura y metálica belleza del bronce

Tjep ha diseñado una colección con el bronce como material principal huyendo de todas las tendencias decorativas actuales

La casi tétrica originalidad de estos muebles son obra del diseñador holandés Frank Tjepkema,. Se trata de una interesante propuesta para una esquelética colección de muebles fabricados en bronce. Los diseños de Tjep pretenden conseguir los resultados más opuestos a las tendencias decorativas actuales impulsadas por la innovación tecnológica. El diseñador busca la creatividad refugiándose en técnicas totalmente tradicionales.

Con la intención de representar ese fundamento tradicional, Tjep escoge el bronce como materia prima. Lo considera como la primera materia que da al hombre la posibilidad de iniciar una civilización. Pero este proyecto no ofrece una visión del pasado ni muestra formas repetidas, por el contrario, la colección deja ver algo nuevo con una estética rompedora que sugiere actualidad y hace reflexionar al espectador.

El diseñador disfruta con la idea de belleza pura del bronce. Se trata de un material natural y, por tanto altamente sostenible puesto que puede conservarse con facilidad o fundirse para dar lugar a nuevos usos del mismo. Al mismo tiempo, resulta atractiva la idea de que el material que forma cada pieza puede haber sido parte de numerosos objetos a lo largo de la historia y hoy toma una nueva forma para el uso actual.

La colección Bronze Age se inicia como una reflexión sobre la recesión económica y la pieza que define este concepto es una silla de Ikea modificada. Una sola parte de esta silla producida en masa se convierte en un esqueleto de bronce evocando el estado de auténtico retraso económico al cual estamos siendo avocados.

bronce

El resto de asientos de la colección están fabricados totalmente en bronce con un descarnado aspecto de estilo inconfundible. El brillante e impecable acabado del metal contrasta con las líneas y perfiles casi derretidos que crean una imagen unitaria en toda la colección.

Las delgadas piezas que conforman los esqueléticos objetos varían de grosor a lo largo de su superficie creando una gran irregularidad y distorsionando los reflejos que produce el bronce. De esta forma, el aspecto final de los objetos es altamente dinámico y cambiante en función del punto de vista, así como del tipo de iluminación recibida. Dentro del carácter innovador de la colección Bronze Age, es imposible no reconocer cierto clasicismo escondido en sus formas con un toque de complejidad barroca más que interesante.

Vía y vídeo: Tjep

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...