El terciopelo está de moda ¡Y nos encanta!

Una de las tendencias actuales es la incorporación del terciopelo. Muebles, butacas, cojines y cortinas fabricadas en este material, nos hacen recordar la elegancia de otros años.

El terciopelo vuelve a estar de moda

El terciopelo ha “saltado” las pasarelas para adueñarse de la decoración. Usado en la antigüedad para adornar castillos, museos y palacios, regresa hoy como un icono de elegancia y sofisticación. Sintético o natural, se ofrece en una amplia gama de colores, para adaptarlo a diferentes ambientes y usos. Los interioristas lo han vuelto a poner de moda por su textura, brillo y versatilidad. Aprende cómo lucirlo de la mejor manera en cada una de tus estancias.

El terciopelo engalana los espacios del hogar

Si aprecias los detalles originales en la habitación, puedes emplear el terciopelo en la pantalla de tu lámpara favorita o en el espaldar dar de la cama. Si lo aplicas con una técnica de tapizado en remaches (capitoné), se verá mucho más seductor. Te sentirás como uno más de la nobleza.

¿El frío te impide descansar? Inclínate por unas mantas de terciopelo. Las bajas temperaturas dejarán de ser un problema para ti. Además, su suavidad será un mimo para tu piel. También puedes darle presencia a tu lecho con cobertores de este material o, en su defecto, utilizarlo para confeccionar lindas cortinas. Unas de tonos oscuros disminuirán el paso de la luz y, por ende, mejorarán tu sueño.

Los almohadones resaltan con fundas de terciopelo. Los puedes disponer en la recámara o en el salón principal. Si el techo es elevado, puedes cubrir tus ventanales con unas cortinas de color carmesí. Serán el foco de atención.

Estancias de revista con el terciopelo

Una de las bondades del terciopelo, es que armoniza con diversos estilos. Puedes crear áreas modernas, clásicas o rústicas si lo empleas de la forma correcta. Una buena idea, es colocar una banqueta forrada en terciopelo frente a un gran espejo. Lo puedes hacer en la recámara o en el recibidor. Eso dependerá del efecto que desees lograr.

Otra alternativa es incorporar una butaca en una esquina, cerca de un revistero, o revestir las sillas del comedor. Si la mesa es de vidrio, destacará muchísimo más.

Ningún recibidor está exento de un buen sofá. Podrás darle un aire vintage con un mobiliario tapizado en terciopelo. Te será muy fácil dar con uno que cubra tus necesidades estéticas y funcionales. En tonos azules, verdes, grises o rosas combinará con piezas metálicas. Ahora, si quieres algo más discreta, un puff puede ser la alternativa más indicada.

¿Sintético o natural?

El alto coste del terciopelo natural priva a muchas personas de tenerlo en sus hogares. No obstante, la industria textil cuenta con variedades sintéticas que se ajustan a presupuestos más estrechos. Prefiere colores que resalten por su luminosidad y te den un toque de frescura. El secreto es mantener el equilibrio. No se trata de “vestir” todo de terciopelo, pero sí de incorporar elementos que te permitan adecuar tu estilo a las tendencias del momento.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...