La madera en el baño sí es una buena idea

La presencia de la madera en el baño es una tendencia creciente y con resultados estéticos y de mantenimiento muy buenos

bano
Aún hay muchas personas que se resisten a añadir la madera como elemento de decoración en el baño. Por la alta sensibilidad del material ante los cambios térmicos y la humedad, se ha considerado tradicionalmente inadecuado para esta zona del hogar, sin embargo, con un tratamiento correcto y un acabado apropiado, la madera es en realidad muy interesante para aportar un toque de calidez y acercar la decoración del baño hacia un estilo natural muy acogedor.

Ya liberada de los antiguos prejuicios sobre sus posibilidades reales en el cuarto de baño, la madera ha vuelto para quedarse aportando ese valor único que solo los elementos naturales son capaces de dar a un interior. Pero, cuando se escoge este material para decorar el cuarto de baño, es siempre interesante mantener una serie de cuidados mínimos que ayuden a mantener su estado de conservación en perfectas condiciones durante mucho tiempo.

La primera pregunta que cabe resolver en esta cuestión es qué tipo de madera elegir. En general es recomendable acudir a especies europeas de abeto y castaño que resisten la humedad con estoicismo. Por su parte, algunas especies tropicales como la teca o el iroco son aún más utilizadas por su gran dureza.

Pero el tipo de madera también está ligada al destino que quedamos dar al material. Así, si quieres que los detalles de madera se encuentren en el mobiliario se amplía considerablemente la oferta y aparecen en el catálogo el elegante roble, la haya, el delicado cerezo o el arce. La especie elegida tendrá en este caso una función estética aportando un color muy diferente en cada caso y consiguiendo un resultado más actual o más rústico en función del tipo de madera.

El suelo es otro de los grandes receptores de la madera en el baño. Desde los parquets naturales hasta los laminados de imitación y los vinilos, la apariencia de este material viste los suelos con un toque de calidez único. Para utilizar maderas naturales se recomienda apostar por especies de gran dureza y resistencia como los árboles tropicales. La teca es, sin duda, una de las más utilizadas, pero son igualmente eficientes otros como el ipe, el wengué o la jatoba. Especies europeas como el castaño, la haya y el roble también dan buenos resultados para cubrir suelos en baños.

Imagen: Archiexpo

Vía: Espacio Living

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...