Linóleo, un revestimiento ecológico para nuestros suelos

El Linóleo se elaboran a partir de materiales naturales como el óleo de lino, la harina de madera, el corcho y diversas resinas, logrando una resistencia incluso mayor a la del parqué o a la del embaldosado, por ejemplo.

Linóleo, un revestimiento ecológico para nuestros suelos

Qué más podríamos pedir que un revestimiento para suelos hecho con materiales renovables, resistente, de fácil mantenimiento y gran variedad de posibilidades estéticas. Seguramente es lo que todos buscamos cuando queremos colocar pisos en habitaciones o ambientes en donde el tráfico de personas en muy grande. Necesitamos un material resistente, que sea fácil de limpiar y mantener y, por qué no, que no sea perjudicial al medio ambiente.

Desde ese punto de vista, el Linóleo es un material que cuenta con las mencionadas características. A pesar de quedar de lado por algunos años, el Linóleo ha vuelta a ganar protagonismo en el mundo de la construcción, y no es para menos si tenemos en cuenta su durabilidad, estética y características ecológicas.

El Linóleo se elabora a partir de materiales naturales como el óleo de lino, la harina de madera, el corcho y diversas resinas, logrando una resistencia incluso mayor a la del parqué o a la del embaldosado, por ejemplo.


Gran parte de su gran durabilidad está relacionada con los revestimientos protectivos con los que cuenta este material, los cuales permiten una conservación óptima, evitando manchas y perforaciones.

Estos protectores a su vez hacen muy fácil el mantenimiento del Linóleo, para el cual hay que tener en cuenta algunos pequeños aspectos, los cuales comentaremos a continuación:

En cuanto a la forma de limpiarlo diariamente, tan solo es necesario fregar con agua tibia y jabón liquido neutro. Es conveniente evitar el uso de limpiadores agresivos, como lejía o amoniaco, ni disolventes o productos alcalinos, ya que corremos el riesgo de que el revestimiento pierda parte de su coloración como así también el brillo.

Por otra parte, es necesario no abusar de tanta agua al momento de limpiar, ya que podría penetrar en las uniones y provocar daños. Finalmente, para mantener o recuperar el brillo del Linóleo se puede utilizar un abrillantador o ceras específicas y lustrar con gamuza.

Retomando con las características de este tipo de suelos, como dijimos anteriormente, se trata de un revestimiento que se puede adquirir en distintas gamas de colores, ya sea natural, gris, brillante, etc. facilitando la elección a la hora de elegir el diseño.

Aquellos interesados deben saber que el Linóleo se comercializa en rollos o loseta, los cuales cuentan con un revés de capa de poliéster o de yute que asegura su agarre y estabilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...