Tela asfáltica para impermeabilizar

La tela asfáltica es un material que se emplea en la impermeabilización de terrazas y tejados, y que consistente en un fieltro saturado con asfalto, que se encuentra revestido con otra capa más resistente de asfalto mezclado con fibras minerales, fibra de vidrio, asbesto u otro estabilizador orgánico.

Tela asfáltica para impermeabilizar

Comenzaremos por decir que cuando hablamos de la Tela Asfáltica nos estamos haciendo referencia a un tipo de material que se emplea en la impermeabilización de terrazas y tejados, y que consistente en un fieltro saturado con asfalto, que se encuentra revestido con otra capa más resistente de asfalto mezclado con fibras minerales, fibra de vidrio, asbesto u otro estabilizador orgánico.  Esta será seguramente la definición técnica que encontraremos en todos lados, aunque falta agregar que la capa que queda expuesta a la intemperie además agrega una capa de gránulos minerales.

Este material suele presentarse generalmente en rollos desplegables, en grosores de 3 y 4 mm, junta a una capa superior que puede ser aluminio, pizarra o de interiores.

Justamente estos son los diferentes tipos de tela asfáltica que podremos encontrar a la venta.


La de aluminio, que se trata de una composición formada por gofrado, oxiasfalto, tejido de fibra de vidrio y antiadherente, y que cuenta con la característica de poder pintarse del color deseado.

La Pizarra, cuyos componentes son el oxiasfalto, el fieltro de fibra de vidrio, el antiadherente y la capa de autoprotección mineral, y es una de las más utilizadas para aislar tejados.

La Negra, en cambio, está compuesta generalmente por antiaedherente, oxiasfalto y fieltro de fibra de vidrio,  normalmente distribuida en dos medidas en función del grosor.

En cuanto al proceso de instalación, el mismo es muy sencillo: Lo primero que debemos hacer es dejar absolutamente limpia la superficie donde iremos a colocar la tela asfáltica, para luego colocarle una pintura bituminosa de color negro con propiedades hidrófugas, anticorrosivas e impermeabilizantes, denominada Litol, la cual aplicaremos con una brocha grande.

Cuando esta pintura este completamente seca será momento de comenzar a extender la tela asfáltica, con la precaución de que el galipó este contacto con el Litol. Luego comenzaremos a aplicarle calor con  un soplete y veremos como el galipó se irá derritiendo, fijándose la tela asfáltica a la superficie, a la cual tendremos que ayudar otorgándole algunos golpecitos para su mejor asentamiento.

Si lo que queremos es conseguir un aislamiento aun mejor es conveniente aplicar dos capas de tela asfáltica. La primera colocada en una dirección y la segunda cruzada.

Luego, sobre el aislamiento de tela asfáltica es posible aplicar mortero, como también mortero y baldosas, o en cambio dejarlo sin ningún material añadido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...