10 consejos para mejorar la habitación de los niños

Las necesidades de los más pequeños son distintas a las de los adultos y es por ello que sus habitaciones también deben serlo. Hoy te damos algunos consejos para mejorar su rincón personal.

habitacion infantil

Cada dormitorio debe ser un verdadero reflejo de la personalidad de la persona a la que le pertenece. Al fin y al cabo, al dormitorio nos retiramos a descansar, pasamos horas cambiándonos, disfrutando de la TV o el ordenador y un montón de actividades que tienen que ver con el descanso, con la calma y, sobre todo, con la sensación de estar en casa. Sin embargo, cuando somos adultos, tenemos claros nuestros gustos y definida nuestra personalidad como para saber lo que realmente necesitamos en la habitación y lo que no. Pero, ¿qué ocurre con los dormitorios infantiles?

La verdad es que dependiendo de los pequeños y de su propia forma de ser se les puede fortalecer permitiéndoles que sean ellos los que elijan algunos de los elementos del mobiliario de la habitación o algunos accesorios que les parecen divertidos. Pero, de manera general serán los padres los que decidan cómo debe ser ese dormitorio para que resulte tan funcional como agradable y apto para los juegos. Si en tu caso eres uno de esos padres que no saben muy bien cómo empezar a hacer una reforma o un lavado de cara en una habitación infantil hoy te mostramos algunas ideas para lograrlo fácilmente.

Cómo crear la habitación infantil perfecta

A la hora de diseñar una habitación infantil hay que tener en cuenta que tanto el mobiliario como los objetos de decoración deben tener ciertas funcionalidades. Así, por ejemplo, se debe pensar en el descanso, pero también en el juego y la diversión y, por supuesto, no hay que olvidarse de un lugar específico para trabajar haciendo los deberes que les ponen en el colegio todos los días. Además, es importante que en los dormitorios infantiles haya suficientes elementos como para crear hábitos de orden. ¿No sabes cómo hacerlo? Con los 10 consejos que te mostramos a continuación todo será más fácil.

  1. Una cama divertida: su cama será su lugar de descanso y, salvo que tenga ideas muy alocadas que no encajen con el proyecto que estás pensando, ¿por qué no dejar que sea él quien elija?
  2. Cestas colgadas de la pared: la creatividad es algo que debes fomentar cuando se habla de habitaciones infantiles. ¿Te imaginas colgar unas cestas de la pared? Es una fórmula clave de almacenaje y una manera distinta de decorar.
  3. Los muebles de escritorio, ergonómicos: aunque son niños y no van a pasarse las mismas horas que un adulto en su espacio de trabajo, es importante prevenir malas posturas y siempre es mejor apostar por mobiliario infantil ergonómico.
  4. Escritorios originales y baratos: un escritorio infantil tiene que ser llamativo para que ellos se sientan incentivados a estar en él. Por ejemplo, puedes decidirte por los que recurren a formas geométricas, o por aquellos que apuestan por recrear objetos particulares.
  5. Estantes y almacenaje donde menos te lo esperas: las estanterías y los espacios de almacenaje deben estar colocados en los espacios que tengas libres. Los niños tienen muchas cosas y deben aprender a recogerlas. Si hay espacio bajo la cama, bajo el escritorio o en alguna de las paredes no dudes en elegir este mobiliario accesorio y enseñarle a los niños cómo guardarlo todo en ellos.
  6. Alfombras que animan al juego: las alfombras son un elemento que además de aportar personalidad a la habitación en general, así como permitir que los pequeños no se enfríen en invierno, también puede ser el accesorio ideal para jugar. Existen muchas alfombras con dibujos que invitan a hacerlo y otras que recrean juegos clásicos. Son un elemento muy recomendable porque además aportan un toque divertido muy necesario en las habitaciones infantiles.
  7. Vinilos personalizados: si pretendes que tu pequeño opine en la decoración y además se sienta cómodo en su propio espacio puedes elegir algunos vinilos decorativos con los que ellos serán los que decidan cómo deben lucir sus paredes o sus espacios. ¡Puede que te sorprendas con su buen gusto!
  8. Organizadores y perchas de pared: los organizadores y perchas de pared son algunos elementos que permiten conseguir que el orden se apodere de la casa. Enseñar a los pequeños que cada cosa tiene un lugar no es suficiente si no creas un ambiente en el que le resulte sencillo colocarlo todo organizado.
  9. No puede faltar una pizarra: a los pequeños les encantan las pizarras para anotarlo todo y en realidad, son también un buen objeto para decorar la pared. Además, ahora existen papeles pizarra realmente económicos que te permiten incorporarlos como elemento decorativo y funcionan a bajo precio.
  10. Un rincón separado: solo si la habitación es lo suficientemente amplia podrías considerar crear una especie de rincón que separe la zona de descanso y ocio de aquella de trabajo. Bastará con una cortina o un biombo para conseguirlo y así será más fácil fomentar hábitos de estudio que eviten la distracción.

¿Se te ocurre alguna otra idea que mejore las habitaciones infantiles fácilmente?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...