Bancos reversibles: ¡tú eliges su orientación!

El nuevo diseño de Daniel Pearlman permite elegir la orientación de los asientos de un banco público, permitiendo al usuario disfrutar de otras vistas, ganar privacidad e incluso elegir estar cara al sol o en la sombra.

banco reversible

¿Verdad que alguna vez habéis llegado a un parque o a cualquier otro sitio donde hay una linda fila de bancos para sentarse y reposar las piernas al tiempo que te alegras la vista un rato, pero resulta que la orientación del asiento no es la más idónea? Es una situación bastante común porque según a la hora del día en que llegues al banco, puedes encontrarte con una estupenda sombra para disfrutar del aire fresco, o bien con un sol que no te deja ver nada con sus rayos. En ese momento, te gustaría coger el banco y llevártelo unos metros más allá hasta encontrar el lugar idóneo. Pues bien, el invento de Daniel Pearlman no nos deja mover el asiento y llevárnoslo a casa, pero sí que presenta una curiosa novedad respecto a los bancos tradicionales y es que podemos cambiar la orientación del asiento.

Si es el sol el que nos molesta o tal vez las vistas las que no nos acaban de convencer, no hay ningún problema con este nuevo diseño que os presento, porque sencillamente puedes voltear el asiento con gran facilidad y orientarlo en sentido opuesto, disfrutando de unas nuevas vistas y de otras condiciones atmosféricas igual más soportables. Está claro que si llueve a cántaros o cae un sol de muerte, no nos va a solucionar mucho el hecho de cambiar de orientación el asiento, pero en muchos otros contextos, más de uno sabrá aprovechar a la perfección esta nueva función inventada por Daniel Pearlman.

Además, otra ventaja notable que presenta este diseño es que podemos ganar intimidad y cierta privacidad pues el banco puede tener plazas para cuatro o cinco personas y si no las conocemos de nada y no queremos compartir lo que estamos haciendo o hablando con ellos, sencillamente nos damos la vuelta (como si nos pusiéramos de espalda) y de una forma fácil y rápida ganamos ese espacio de intimidad que necesitábamos. Todo un lujo ¿no creéis?

Finalmente, hablemos del diseño del propio banco en cuanto a estética se refiere. Tampoco se ha descuidado este aspecto porque encontramos un estilo más bien moderno, de líneas curvas y un color llamativo y vistoso como es el verde pistacho, un diseño muy cercano al que encontramos en las típicas sillas de sala de espera pero con una gran ventaja: ahora los asientos son reversibles.

Fuente: Pearlmandaniel.com
Foto: Pearlmandaniel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...