¡Con la comida sí se juega!

Ahora comer es divertido, los comensales pueden jugar a pasarse la comida haciendo funcionar esta increíble pista de trenes en miniatura sobre la mesa del comedor.

¡La comida está servida, súbanse al tren! Ese es el lema que impera en esta ingeniosa mesa que acabo de rescatar del baúl de los recuerdos. Su nombre es TrackTile y como observáis en la imagen tiene muy poco en común con las mesas tradicionales porque su superficie no está concebida únicamente para colocar la comida, sino también como una auténtica pista por donde circular trenes en miniatura. Ahora comer es mucho más divertido, se puede comer jugando y sin peligro, y os voy a demostrar cómo.

Los trenes se desplazan libremente por toda la mesa a través de las vías perforadas en la madera y los vagones van siguiendo todo un circuito de vueltas y rectas, paseándose por la orilla de la mesa y acercándose a todos los comensales. Esto que parece más un incordio que una diversión tiene una utilidad muy graciosa e ingeniosa y es que podemos utilizar los vagones para intercambiar la comida con el resto de los comensales: ahora pasar la mayonesa o un trozo de pan es mucho más divertido que el hecho de alargar el brazo. Cada vagón puede cargar con distinta mercancía y en poco tiempo llegará a su destino.

Llegados hasta aquí todos hemos pensado lo mismo: esta idea está muy bien para una vez, pero puede volverse un incordio si seguimos esta dinámica para el día a día, por eso la mesa presenta una sencilla solución y es que el reverso es totalmente liso, lo que quiere decir que podemos darle la vuelta a la superficie y la mesa quedará convertida en un mueble corriente y habitual. Y cuando queramos hacer algo más divertido, celebrar una fiesta o sorprender a nuestros invitados, simplemente deberemos volverla a girar y seguir disfrutando de esta increíble pista de trenes.

Un diseño muy original con el que se divertirá toda la familia y convertirá la rutina de la comida en algo mucho más entretenido. Eso sí, no podremos abusar de la carga de cada vagón porque cada uno de estos minitransportes funciona con pilas y su potencia es limitada. Yo, sin duda, ya estoy enamorado de esta mesa aunque desgraciadamente la web oficial actualmente no está disponible, pero por lo que he podido averiguar en la red, el precio se disparaba un poco rozando los 2.500 euros (el modelo más económico), haciéndose a mano bajo pedido. Así que mientras esperamos a que se rehabilite web, siempre podemos ir ahorrando.

Fuente: Trendencias Shopping

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...