Consejos para el cuidado de los muebles

Para todos aquellos que se preocupan por el cuidado de sus muebles, hoy conoceremos algunos cuidados que debemos tener en cuenta para que estos mantengan la fidelidad del primer día.

Cuidado de Muebles

Cuidado de Muebles

Hay muebles de todo tipo y valores, los hay para toda clase de usuarios, la variedad suele ser muy importante. A diferencia de los muebles, las personas que realizan un gasto importante cuando adquieren un mueble para el hogar o cualquiera de sus habitaciones, suelen comportarse de una misma forma: cuidar y tener la constancia de intentar mantener lo comprado en perfectas condiciones. Sobre todo, como dijimos, cuando el costo del mueble es elevado.

Para todos ellos, hoy conoceremos algunos cuidados que debemos tener en cuenta para que nuestro mueble mantenga la fidelidad del primer día.

El brillo es uno de los factores a los que debemos prestarle atención. Para que un mueble se vea en perfectas condiciones, lo importante es que brille, pero no tanto.


Generalmente los muebles vienen protegidos con poliuretano, elemento con el que se realiza el lustre. Este nos permite protegerlos de manera sencilla. Podemos pasarle un trapo seco para retirar las partículas de tierra que pueden dejar marcas. Si estas ya están presentes, podemos probar con un trapo húmedo y secar inmediatamente con otro seco.

Un consejo que no es solo mío, sino que muchos especialistas recomiendan, es la NO utilización de productos para darle brillo a los muebles. Estos, no solo dañan el lustre, sino que también atraen el polvo, producto de la capa oleosa que dejan sobre la superficie.

Por otra parte, si el mueble se encuentra tapizado, es recomendable utilizar una aspiradora o cepillarlos suavemente.

Para el caso de muebles con superficies de cuero, debemos utilizar solamente trapos secos o levemente húmedos para sacar el polvo. No debemos limpiar la superficie, ni con jabón, ni ningún otro elemento limpiador.

En cuanto al mármol, en estos casos lo aconsejables es utilizar agua tibia con detergente, enjuagar y secar.

Además de estos modos de limpiar los muebles, lo aconsejable es tener algunos cuidados en el uso diario. En ese sentido, por ejemplo, cuando trabajamos o comemos sobre los muebles, es aconsejable protegerlos utilizando paños o manteles. Nos referimos a todo tipo de objetos: computadoras, calculadoras, vasos o floreros. Todos estos objetos pueden  provocar daños.

En otro de los aspectos, aunque este resulta un poco más difícil de controlar, el clima es un factor determinante en el estado de los muebles.

Una humedad alrededor del 40% es un nivel óptimo para los muebles. Sin humedad, el mueble puede agrietarse. Por eso es que debemos tener cuidado con los muebles muy cercanos a estufas o aires acondicionados.

En relación este tema, también es importante evitar que el sol golpee directamente con los muebles. En ese caso podemos utilizar cortinas para solucionar el problema.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...