Estantería y espejo… ¡fusión!

Guillaume Delvigne es el autor de este invento que combina la magia de los espejos con la utilidad de las estanterías: dos elementos tan comunes en el hogar y ahora disponibles en un solo diseño.

Fusion de estanteria y espejo

A todos nos gusta tener más de un espejo en casa, por eso de que estés en la habitación o en cualquier otro lugar no te veas obligado a desplazarte hasta el cuarto de baño para poder acicalarte. Más allá del uso que le podamos dar cada uno de nosotros, luego está la parte puramente estética y decorativa de estos objetos. No es menester decir todas las ventajas que nos brindan los espejos dentro del hogar: amplitud de espacios, mejor iluminación… todo ello, colocándolos siempre en el sitio idóneo.

Por otro lado, podemos decir lo mismo de las estanterías. Todos necesitamos una estantería en casa, al menos. Estantes en la habitación, en el salón, en el estudio… en casi todas las dependencias por una sencilla razón: la organización de nuestros objetos personales y el aprovechamiento de todo el espacio que nos brindan las paredes. Al mismo tiempo, como ocurría con los espejos, también las estanterías nos dejan un importante impacto estético, en tanto que rellenan espacio del campo visual, y permiten decorar encima de ellos con libros y todo tipo de figuritas.

Por separado, estanterías y espejos vemos que son muy útiles en el día a día tanto a nivel estético como funcional, pero, ¿qué pasaría si juntáramos estos dos elementos? Es algo más que una hipótesis porque Guillaume Delvigne ya ha diseñado una combinación semejante. La fotografía nos muestra unos pequeños espejos con estante incorporado en la parte de atrás. Los tenemos disponibles en tres colores, tanto rojo, como negro y también madera natural. Una colección de tres estanterías espejo que pueden venir genial para colocar en el cuarto de baño o tal vez en el recibidor. El hecho de presentarlos juntos en un mismo diseño nos permite ahorrar espacio también en la pared y sacarle provecho de manera conjunta a estos dos elementos tan cotidianos en nuestras vidas.

Con el color madera podemos tener más juego a la hora de introducirlo en otras estancias del hogar, pero sin duda los otros dos modelos -al menos para mi gusto- quedan lejos de poder integrarse en un dormitorio tradicional. Sea como sea, hay que aplaudir la iniciativa y empezar a imaginar qué otras cosas del día a día en interiorismo podrían fusionarse y dar lugar a inventos tan chulos y curiosos como éste que nos deja hoy Guillaume Delvigne. En su página web encontraréis más información al respecto.

Foto: Web Oficial de Guillaume Delvigne

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...