Flamingo, una consola con cajones móviles

El diseñador italiano Marco Guazzini crea una consola dinámica que nos permite más combinaciones y funcionalidades

consola

De la mano del diseñador italiano Marco Guazzini, llega al mercado la divertida consola Flamingo. Con un sencillo e interesante diseño dinámico, la consola cuenta con dos cajones que se deslizan a lo largo de toda la amplitud del mueble para configurar distintos diseños con un solo elemento.

Los dos cajones, situado uno sobre el tablero y otro en la parte inferior, se pueden mover de forma independiente dando lugar a distintos arreglos y aportando a la consola Flamingo una gran multiplicidad de configuraciones diversas. La figura en forma de S que se crea cuando los cajones se encuentran en extremos opuestos sirve como referencia a Marco Guazzini para otorgar el nombre al diseño ya que su perfil curvado le recuerda a la forma creada por el cuello de los flamencos.

También en relación al animal que da nombre a la consola, parece tomar el diseñador el refinado aspecto final del mueble así como el claro color neutro con una delicada franja de tono rosado en el tablero central que consigue un mueble versátil capaz de integrarse con facilidad en innumerables ambientes con distintos colores protagonistas.

La consola Flamingo es el resultado de la investigación llevada a cabo por el diseñador en base al movimiento y sus posibilidades en el campo de la creatividad. Con la posibilidad de configuración de volúmenes diversos, Marco Guazzini juega en torno a las formas escalonadas, a los espacios vacíos y su contraposición con los sólidos, así como con la versatilidad que estas características ofrecen de cara a la versatilidad de los objetos.

La consola tiene un ancho de 90 centímetros, una profundidad de 36 centímetros y una altura total de 123 centímetros. La estructura sustentante se fabrica de acero barnizado mientras que los cajones móviles, esencia y protagonistas del diseño, presentan una estructura de roble macizo con un acabado en lacado azul de tono muy suave. Por su parte, el tablero de tonalidad rosa se fabrica de mármol portugués dando lugar a una gran diversidad en lo referente a materiales y, por tanto, en una interesante riqueza de acabados, texturas y apariencias en cada pieza.

En cuanto a la estética general del diseño,las líneas puras de perfiles afilados dan lugar a una apariencia limpia y lineal que, junto al tono claro de los acabados, aporta luz y amplitud espacial.

Vía e imagen: Marco Guazzini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...