Ideas para personalizar muebles de Ikea

Aunque sean creados para un fin, tú puedes darle el uso y la apariencia que desees. Con estos trucos podrás cambiar el look a unas cuantas piezas de mobiliario.

Transforma tus muebles Ikea

Fuente: estherte.es en Pinterest

Las piezas de Ikea gozan de gran popularidad. No sólo por sus materiales y calidad, sino por su facilidad de adaptación a los diferentes estilos. Con unos cuantos retoques podrás personalizarlas a tu gusto. El banquillo Bekvam, por ejemplo, es uno de los más solicitados, por su diversidad de usos. Aunque luzca simple, el mueble puede cobrar protagonismo con estas sencillas ideas. 

Algunos lo llaman taburete escalera y ciertamente es muy demandando por su excelente precio, funcionalidad y estabilidad. Generalmente viene en tonos lisos (beige, blanco, azul, rosa o negro), y se emplea como soporte para llegar a las encimeras de la cocina o a la parte alta del armario. Pero con un poco de creatividad se le puede dar mayor presencia y aplicación.

Con un poco de esmalte lo puedes llenar de color si quisieras, y emplearlo como mesa de noche, revistero o banquillo para sentarse… Con dos o tres tonos lucirá fantástico, pero le puedes dar un look más arriesgado, como el del teclado de un piano. A tus hijos le fascinará. Las teclas pueden ir en la parte baja y la cola en la parte inferior. Realmente son muchas las opciones. Lee para inspirarte.

Muebles de Ikea con otro perfil

Las mesitas auxiliares hacen más acogedores los espacios. Le dan un aire hogareño muy encantador. Estas ideas para aprovechar los muebles Ikea te conquistarán al máximo.

La mesilla con almacenaje Kvistbro no te puede faltar en casa. Te resultará sencillísimo hacer de ella una mesa para tu salón. En el centro o a un costado de los muebles se verá genial. Su superficie blanca te servirá de base para disponer adornos con matices vivaces que creen contraste.

Si prefieres puedes arriesgarte a hacer tu mesa desde cero. La gente creativa ve oportunidades en todas partes. Colocando un lindo tabloncillo sobre los revisteros Knuff conseguirás otra mesa fantástica. Incluso, puedes forrarlos para sumarles originalidad.

Dale un toque retro a tu sala de estar transformando la mesita Lack. Unas tachuelas a los costados la harán ver mucho más glamorosa. Escógela de un matiz oscuro para realzar su elegancia.

También puedes intentar crear una mesilla de salón a partir de archivadores. Con un par de soportes, una repisa y un trío de archivadores de Ikea, tendrás espacio para ubicar tus libretas, agendas o los cuadernos de los peques.

Lámparas con diseños diversos

La iluminación constituye un básico en la decoración. Sin ella, las habitaciones se vuelven frías e incómodas. Escápate de lo usual con estas propuestas. 

  • El tiesto que quería ser lámpara. Este elemento bautizado por la marca sueca como Skurar tiene un diseño simple pero atractivo. Por ello, muchos perforan su base, ayudándose con un taladro, y pasan el mango del bombillo. Queda increíble en cualquier ambientación. Prueba pintándolo de otro color.
  • Recipiente que enamora. El tono dorado del bol Angenäm tiene demasiado potencial, para resignarse a usarlo sólo para las frutas. Agujerea el fondo con un taladro y pasa el mango del foco. Podrás convertirlo en una atractiva luminaria de techo.
  • Una lámpara al mejor estilo industrial. Los boles exprimen la creatividad de los amantes de los DIY. Los Trädig de IKea se pueden convertir en una lámpara de techo sin mayor dificultad. Su estilo es único  y puedes jugar con sus matices.

Sofás y sillas con almacenaje

¿Sientes que te faltan asientos para recibir a tus visitas? Fabrica un sofá valiéndote de la estantería Kallax. Con un poco de ingenio, podrás crearle un espaldar para mayor confort. Los almohadones constituyen un imperdible. Del resto, queda a tu elección qué tonos compaginan mejor con la decoración de tu salón. La parte de abajo quedará plenamente funcional. Podrás guardar lo que desees, mientras aprovechas al máximo hasta el último centímetro de tu hogar.

Soluciones para dormitorios

Con el respaldar de la cama de Ikea podrás optimizar el espacio de almacenaje en el dormitorio. Aprovecha su altitud para incorporarle alacenas. Así podrás tener la lámpara de noche, los libros y los adornos.

¿Te encantaría contar con un galán de noche, pero tu habitación se queda estrecha? Entonces apela a la silla Ivar. Tendrás que cortar la mitad del asiento y quedarte con el respaldar, las patas traseras y el sobrante del asiento. Lo fijas a la pared y asunto resuelto.

Piezas para la organización

Deja los libros a la altura de tus peques convirtiendo los muebles Bekväm en repisas. Resultan decorativos y te ayudarán a tener cada cuento en su lugar. También puedes echar mano de las repisas Ekby Järpen junto a los estribos Ekby Töre, para crear una biblioteca modular. Píntala de colores vibrantes para resaltarla aún más.

Las estanterías para fotografías son otra alternativa para tener los cuentos y libros al alcance. Incluso, podrás colocarlas en el baño para tener organizados tus productos de higiene personal. Llévalas a tu terraza y ubica varias plantas. Para eso también te servirá el Bekväm. Si requieres una pieza de apoyo en el pasillo o en la biblioteca úsalo con confianza. Tú eliges el fin que le darás.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...