La mesa que se deja pintar por los más peques

Se trata de un diseño de Tim Forrester llamado Matchbox que intenta liberar la creatividad de los pequeños ofreciéndoles un espacio de pizarra en una mesa de centro.

mesa pizarra

Es cierto. A todos nos han prohibido de pequeños pintar donde se nos antojase, aunque no fuéramos conscientes de ello. Incluso se nos regalaban unas regañinas y, a los más desafortunados, hasta les caía alguna palmada que acababa convirtiéndose en un llanto sin fin. Y es que los más peques tienen esa tendencia a mostrar su arte y su ingenio en cualquier lugar, aunque para ello haya que sacrificar muebles, ladrillos y paredes. Cualquier cosa parece inspirarles como si de un lienzo se tratara.

Es por esto que la idea que nos presenta el diseñador Tim Forrester me parece una buena iniciativa, aunque posiblemente se haya quedado corto. De su ingenio nos trae una mesa de centro bajo el nombre de Matchbox, una mesa pensada exclusivamente para los niños donde puedan desarrollar toda esa creatividad que los padres solemos frenarles con nuestras prohibiciones. Una mesa sencilla, alargada, a una altura ideal para ellos, y con la peculiaridad necesaria: un extremo de la misma está recubierto a la totalidad por superficie de pizarra, por lo que puede ser pintado a base de tiza al libre albedrío de los niños.

¿Cosas que no me convencen? Varias. Una es el acabado en esquinera del mueble. Cuatro picos que sobresalen demasiado y amenazan la seguridad de los pequeños. Pienso que este detalle debería haberse salvado redondeando las esquinas para tratarse de una mesa exclusivamente pensada para ellos. En segundo lugar, el hecho de que el espacio para pintar en la mesa sea solo una porción diminuta de la mesa tampoco me parece acertado, dado que el niño pintará por toda la superficie sin atender a sus limitaciones, con lo que no se ha resuelto gran cosa añadiendo pizarra en un extremo. Vemos que se ha pretendido crear una mesa que dé respuesta a esta necesidad infantil de pintar y dibujar, sin renunciar a un estilo modernista que encaje en una decoración de adultos. Esta simbiosis hace que la mesa no acabe de ser perfecta ni para unos ni para otros.

Pero quedémonos con la idea, porque al fin y al cabo me parece una iniciativa buena como decía al principio. El hecho de crear un mueble pensado para este acto infantil tan presente en todas las casas me parece muy acertado, pero cabría esperar un diseño mejor elaborado. Después de todo, ya veíamos hace poco otra gran posibilidad que sí que nos dejaba con buenas expectativas: paredes de pizarra. ¿Mejor solución?

Fuente / Yanko Design

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...