La versatilidad de los muebles de hierro y forja

Generalmente pensamos en los muebles de hierro y forja para decorar exteriores, sin embargo, esto no tiene porque ser así, ya que las características de estos materiales, y su gran versatilidad, le permiten adaptarse muy bien tanto a exteriores como interiores, y combinarse a la perfección con cualquier estilo decorativo.

La versatilidad de los muebles de hierro y forja

Generalmente los muebles de hierro y forja entran en protagonismo cuando hablamos de mobiliarios para exteriores, sin embargo, esto no debe ser necesariamente así. Es cierto que su capacidad de resistencia a los cambios climáticos, junto a otras características, lo transforman en un material ideal para exteriores, sin embargo su gran versatilidad lo transforma en otra buena alternativa para decorar interiores, teniendo en cuenta sobre todo que puede adaptarse a muchos estilos diferentes. De esta manera, los muebles de hierro y forja pueden usarse tranquilamente en baños, cocinas, salones, etc.

Si prestamos un poquito de atención nos daremos cuenta de que encontraremos muchos muebles de hierro y forja dentro del mercado. Algunos muy antiguos, como piezas de épocas, y otros más modernos, como parte de una tendencia que al día de hoy se mantiene. Justamente, una de las razones por las que hoy en día todavía encontramos una amplia gama de estos muebles en la práctica decorativa es porque estos se adaptan a muchos estilos y sitios diferentes. Por ejemplo, encontraremos sillas, mesas, espejos, armarios, lámparas… en una gama de tonos y acabados muy variados.

Utilizando este tipo de muebles en el interior de un hogar lograremos, combinados con otros de diversos materiales y formas, un aspecto moderno en la estancia, si lo hacemos con textiles de colores cálidos y poca diversidad de materiales se recreará un dormitorio rústico, si en cambio estos muebles son de un tono oscuro y lo combinamos con textiles blancos y colores puros lo que conseguiremos será un ambiente más clásico.

Otra alternativa con la que combinar o acompañar los muebles de hierro es el vidrio o la piedra. Por ejemplo, una mesa de centro de cristal y hierro para el salón o un mueble de hierro con encimera de mármol para el baño.

En cuanto a la decoración de exteriores, aquí también podemos jugar un poco con los estilos, teniendo en cuenta el tono de los muebles. Podremos conseguir un estilo clásico, utilizando sillas y mesas lacadas en blanco, combinadas con el verde de las plantas y los colores de las flores, o podemos usar un mobiliario más bien oscuro, con el que conseguiremos nobleza en el lugar.

Como decíamos al principio, este tipo de materiales cuentan con muchas ventajas. Por un lado su gran durabilidad, ya que aplicándole el mantenimiento justo el mueble tendrá muchísimos años de vida, y por otro lado su gran versatilidad, la cual nos permite utilizar este tipo de muebles tanto para interiores como exteriores, ajustándolos a cualquier estilo.

Fuente: Moblerone
Foto: Muebles de hierro por jeffhurlow en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...